domingo, 9 de septiembre de 2018

Crema de Verdolagas y Calabacita


crema de verduras


A punto de cumplir las 900,000 visitas al blog, no lo puedo creer!! aunque no he podido publicar tan frecuentemente como quisiera, la página sigue recibiendo visitas diariamente, lo cual les agradezco, pues me hace sentir que vale la pena compartir mis recetas, y para festejar la ocasión, pues no todos los días se cumplen novecientas mil visitas, bueno, casi... así es que preparamos una rica crema de verdolagas con calabacitas, resulta deliciosa y muy nutritiva... además, les digo un secreto? les encantará, pueden decirles de qué es cuando se la hayan terminado toda... 

Ingredientes: 
1 manojo de verdolagas limpias y desinfectadas
1 calabacita italiana lavada y cortada en rodajas
1 Taza de leche de tu elección o leche evaporada
1 cucharadita de mantequilla 
2 cucharadas de harina de arroz o fécula de maíz (para espesar)
Caldo de pollo o agua la necesaria
Sal y pimienta al gusto 

Procedimiento: 
Crema de verduras


Primer retiramos las hojitas de los tallos de las verdolagas, las que estarán muy limpias y desinfectadas, y las ponemos a cocer al vapor unos minutos junto con las rodajas de las calabacitas. No cocinen mucho para que no pierda propiedades, con unos 2 minutos al vapor bastará. 

Cuando estén listas, las colocamos en la licuadora junto con el harina de arroz o la fécula, lo que hayan elegido, esto es sólo para espesar un poco y darle cuerpo a la crema, añadimos la leche y un poco de caldo y licuamos. 

Colocamos la mantequilla en una olla y esperamos a que se funda, tengan cuidado de que no se queme. 

Cuando está lista, agregamos las verdolagas licuadas con el resto de los ingredientes y movemos, cocinamos a fuego bajo y sazonamos con sal y pimienta al gusto, pueden añadir un poco de cebolla y ajo en polvo, esto le dará un rico sabor. 

Deja cocinar a fuego bajo, moviendo para evitar que se pegue y queme, si deseas puedes añadir más caldo o agua, y dale la consistencia deseada, muy espesa o muy ligera... tú decides, aunque lo rico de las cremas es que sean un poco espesitas...

Y listo!! no hay nada más sencillo!! y delicioso!! y lo mejor, muy nutritivo, además siguiendo este procedimiento, en realidad pueden preparar crema con la verdura de su elección, sólo deberá estar cocinada previamente. 

Se les antoja una crema de betabel, espinaca, acelga, zanahoria...? en fin, sólo elijan el sabor y por qué no... el color!! 

Sirvan acompañadas con galletas de soda o rebanadas de pan... verán qué delicia!!! 

Miles de gracias por estar aquí!! 

viernes, 6 de julio de 2018

Spaguetti de calabaza italiana.... o pasta falsa?


Spaguetti de calabacita italiana

Hola!! les dejaré esta deliciosa y práctica receta por aquí, además es muy nutritiva y créanme, a los niños les encantará, es una buena manera de comer verduras sin sufrirlas...

Yo le llamo pasta falsa, pues en realidad es pura calabacita italiana cortada de manera similar a la pasta, hoy en día encontramos en el mercado diversos productos que nos ayudan a dar una apariencia muy profesional a muchas preparaciones, y además nos facilitan la vida... y nos ayudan a cambiar a un estilo más saludable en nuestra forma de alimentarnos, por esa razón en esta ocasión les presento este plato que en verdad es un éxito siempre que lo preparo y he de decirles que no son muy afectos a las calabacitas.... pero éstas se las devoran!! 

Ingredientes:
3 Calabacitas italianas grandes bien lavadas
1 diente de ajo pequeño 
Un poco de aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto 
Queso parmesano o algún queso de su preferencia 
Pimentón rojo para adornar (opcional) 

Procedimiento: 

calabacitas



calabacitas
Comenzaremos cortando las calabacitas, yo utilicé una máquina que hace poco me regaló mi esposo, fácilmente la pueden encontrar en tiendas departamentales en la sección de artículos de cocina, o bien, hay unos peladores que son más sencillos de conseguir, con los que prácticamente le sacas punta a las verduras de tu elección, pues se trata de un tipo saca puntas de lápices, que tiene una cuchilla que corta de distintas formas o grosores, lo malo de utilizar ese aditamento es que se desperdicia mucha verdura, aunque luego la puedes utilizar picada en algunas otras preparaciones.... en fin, con esta maquinita puedes aprovechar muy bien la verdura de tu elección, siguiendo las instrucciones del producto. 


Cuando tengas lista la calabacita, bien cortada toda, pues procedemos a cocinarla, será por unos breves instantes, pues de lo contrario no queda muy rica, la idea es que quede casi cruda, para que le dé una textura "al dente" como si fuese pasta, si la cocinamos mucho, quedará muy suave. 
ajo

Debemos calentar un poco el aceite de oliva y añadir el ajo, lo acitronamos un poco, sin que se queme o dore en exceso, pues no quedará rico, ya saben que sólo será un instante.

Calabacita spaguetti
 Enseguida debemos colocar la "pasta" y sazonar con sal y pimienta al gusto y mover con cuidado, para que toda se impregne de un poco de aceite de oliva aromatizado con el ajo. 

Calabacita spaguetti

Cuando hemos sazonado y hemos cocinado la pasta unos instantes le añadimos el queso rayado, yo utilizo parmesano, pero cuando no tengo, no hay problema, pueden utilizar cualquier otro queso que puedan rayar y se funda, como Chihuahua, Manchego, Gouda, en fin... y mezclamos, un poco hasta que el queso se integre y listo!! 
Calabacita spaguetti

Es momento de servir y en este caso, añadí un poco de pimentón rojo o paprika, sólo para darle color. 

pollo al vino blanco
En esta ocasión esta pasta me sirvió para acompañar un rico pollo en salsa de champiñones al vino blanco, créanme, es una delicia.... Se animan?? no se arrepentirán... 

sábado, 9 de junio de 2018

Necesito recomendaciones!!



Hola!! hace tiempo que no ando por aquí, espero y pronto volver a estarlo de manera regular... por lo pronto, quisiera pedir su valiosa ayuda.

Primero Dios, visitaremos París y sus alrededores, tal vez Italia y Barcelona, y creo que ya saben que mi pasión es la comida casera, nada acartonada, y quiero saber si alguno de ustedes conoce lugares que me puedan recomendar en donde podamos comer platillos típicos, caseros, lo más cercano a la comida de todos los días, de la abuela, de la mamá, de la tía, en fin, creo que me entienden... sería maravilloso y se los agradecería infinitamente... 

Si conoces algún lugar así, por favor puedes dejar las indicaciones en los comentarios?... de antemano Gracias!! 

lunes, 5 de marzo de 2018

Pastel de Picadillo

Pastel de Picadillo


Hoy preparemos un rico pastel de picadillo, con una base de arroz rojo y un poco de clara batida a punto de turrón muy doradita, en verdad queda espectacular. 

Cuando volví a preparar esta receta, llegó uno de mis hermanos a comer a la casa, y cuando me preguntó qué estaba cocinando y le dije: "Adivina" pegó un grito de emoción... jeje, me dio mucha risa y a la vez gusto y yo también me emocioné.

La razón del grito de emoción de mi hermano es porque este pastel nos lo preparaba nuestra mamá cuando éramos pequeños, yo creo que cuando le quedaban restos de arroz rojo y picadillo era cuando lo hacía, y pues a nosotros nos encantaba... me parece que es una muy buena manera de aprovechar los poquitos.. pero como yo no tenía poquitos... pues me dí a la tarea de preparar desde cero este delicioso y sencillo pastel... bueno, pensándolo bien, creo que mi mamá tampoco lo cocinaba con los poquitos... jeje.. pues somos 8 hermanos y mi papá y mi mamá... en fin... qué gusto me dio recordar este platillo... y al escuchar ese grito de emoción de mi hermano, pues más... se los comparto... 

Ingredientes: 

Para el Arroz Rojo: 
1 1/2 taza de arroz remojado
Un poco de aceite vegetal para freír el arroz

Para el recaudo, lo utilizaremos para el arroz y para el picadillo: 
5 Tomates partidos en cuartos
1 cuartito de cebolla 
1 bastón de apio 
1 ajo pequeño 
1 cubito de caldo de pollo sabor tomate (opcional) sólo que le da un bello color rojo al arroz 
Agua la necesaria
Sal de mar al gusto 

Procedimiento para preparar el recaudo: 
Simplemente colocamos todos los ingredientes en la licuadora o procesador y procesamos hasta que quede terso, utilizaremos la mitad para el arroz y la otra mitad para el picadillo. Puedes añadirle la cantidad de apio que desees, sólo que si añades mucho, no quedará rojito, sino medio verde, jeje... pero el contenido nutricional será mejor. De hecho puedes jugar con la cantidad de cebolla y ajo que desees añadir, todo depende del gusto de tu familia, en casa no les agrada mucho que digamos tanta cebolla ni ajo, así es que yo utilizo la necesaria para que añada sabor, sin saturar. 

Ingredientes para el picadillo básico: 
800 gramos de carne de res molida
Verduras de tu elección, por ejemplo, calabacita, papa, zanahorias, chícharos, en fin, lo que se desee.
Recaudo de tomate (recuerden el que menciono líneas arriba).
Uvas Pasa al gusto (opcional) (mi mamá sí le añadía)
Hierbas de olor de tu elección (tomillo, romero, mejorana, etcétera) 
Sal de mar al gusto 
Pimienta al gusto 

Ingredientes para el armado del pastel: 
3 Huevos enteros. 

Procedimiento para preparar el Arroz Rojo: 
Arroz Rojo

Previamente lavamos el arroz, lo pueden dejar en remojo, es buena idea!, posteriormente lo cuelan y lo vuelven a enjuagar muy bien bajo el chorro del agua. 

Debemos calentar el aceite en una cacerola, yo no añado mucho, sólo un chorrito, así no quedará grasoso, y créanme, no le hace falta cubrir de aceite el arroz para dorarlo. 

Cuando el aceite está a buena temperatura, se le añade el arroz escurrido, y se mueve con una palita de madera, procurando no romper los granos para que quede bonito. 

Debemos lograr que se separen los granos entre sí, pues al principio pareciera que se pegan todos, sólo hay que esperar a que la humedad se vaya y verás como es que se separan cada granito de arroz y se dora individualmente, sólo recuerda moverlo con delicadez hasta que notes que ya no se pega. 

Cuando al moverlo se escucha como piedritas o caracolitos golpeándose entre sí, es momento de añadir el recaudo. 

Será necesario añadir agua, la proporción para que el arroz te quede súper bien, es por cada taza de arroz, se le añade 1 taza y media de líquido. 

Por lo general yo añado aproximadamente 1 taza de recaudo y otra media taza de agua, tapo y bajo el fuego. Lo dejo cocinar pero lo debo estar cuidando, sin moverlo, y voy añadiendo agua poco a poco si le hace falta y hasta que al consumirle la poca que le añadí, queda totalmente cocido y listo!! así obtendrás un lindo arroz esponjoso y nada batido. 

Puedes añadir un chile serrano para que le dé sabor al arroz y un ramito pequeño de cilantro. Esto es opcional.

Apartamos el arroz y lo dejamos enfriar. 

Procedimiento para preparar el picadillo: 
Picadillo de res

Para iniciar, debemos picar en cubitos pequeños las verduras que tengamos, en esta ocasión yo sólo contaba con calabacita italiana y zanahoria, así es que fue lo que utilicé, pero lo ideal es añadir chícharo y papitas también picadas. 

Comenzamos cocinando la carne en su propia grasa, yo añado un poco de sal y pimienta al gusto, y si tengo algunos polvos como de cebolla y ajo, le agrego un poco. Dejo cocinar y muevo constantemente para lograr que la carne se separe lo más posible y que quede bien cocinada por todos lados. 

Cuando he logrado esto, añado las verduras picadas y enseguida el recaudo (recuerdan que líneas arriba les mencioné cómo preparar el recaudo y que debían reservar la mitad para el picadillo?,  pues es momento de utilizarlo). 

Mezclamos bien y si consideramos necesario añadimos muy poca agua, sazonamos con las hierbas de olor de tu elección y añadimos las pasitas, en este caso yo no le puse. 

Dejamos cocinar y cuando veamos que ya las verduras se cocinaron y el recaudo se sazonó bien, rectificamos el sabor, añadimos sal y pimienta al gusto si lo consideramos necesario. 

Apartamos el picadillo y lo dejamos enfriar. 

Armado del Pastel: 

Pastel de picadillo

Comenzamos forrando un refractario con el arroz, como si fuese la corteza para un pay, esto es, con la ayuda de nuestras manos o de una pala de madera cubrimos las paredes y el fondo del molde, dejando ahuecado el centro para posteriormente colocar el picadillo, recuerden que deben estar fríos, tanto el picadillo como el arroz, y compactamos muy bien. 

Por otro lado, debemos batir a punto de turrón las claras del huevo, recuerden que es muy importante que el recipiente en el que las vayamos a batir, no esté mojado, si no nunca lograrán que se formen picos, y se les cortará el huevo. 

Batan enérgicamente con un tenedor o con una batidora, siempre al mismo sentido. 

Recuerdo que cuando era pequeña me decían que añadiera una pizca de sal y las claras esponjarían muy bien. 

Cuando logramos que levante picos la mezcla y al voltear el recipiente no se cae el turrón, es momento de añadir las yemas ligeramente batidas y en forma envolvente para evitar que el aire que hemos logrado que esponje las claras entre se salga. 

Con esta mezcla de clara y yema batidas, cubrimos el picadillo y procuramos hacer picos con la preparación. 

Paso seguido horneamos a 180 grados o hasta que el huevo batido se dore ligeramente y listo!! 

Se puede añadir un poco de chile chipotle adobado para darle saborcito al picadillo, decide qué tan picosito se desea. 

A disfrutar!!! verán que es delicioso!!! 

jueves, 11 de enero de 2018

Albóndigas Suecas


Albóndigas Suecas


Unas albóndigas distintas a la receta de nuestras abuelitas y cocineras mexicanas, pero les aseguro que les encantarán, tienen un sabor muy delicado y la combinación de sabores resulta ser una delicia, la salsa de arándanos con su acidez les da un gran sabor, y combinándolo con las papas, ya sea en souflé o en puré, verán que son inigualables... bueno, a menos que lo reemplacen por un rico spaguetti o pasta... 

Ingredientes para las albóndigas: 
1 Rebanada de pan de caja desmenuzado
1/4 Taza de leche 
500 gramos de carne de res molida (se puede utilizar mixta: cerdo y res o ternera)
Cebolla rayada al gusto 
1 huevo 
Mantequilla para freír
Un poco de aceite 
Pimienta negra
Pimienta blanca
Sal
Nuez Moscada 
Cardamomo (opcional)

Para la salsa (bechamel): 
1 1/2 Taza de Caldo de Res 
2 Cucharadas soperas de harina 
1/2 Taza de leche 
Un poco de crema de leche (opcional)
Salsa de soya al gusto

Procedimiento: 
Albóndigas Suecas (en salsa bechamel)


Primeramente debemos remojar el pan en la leche y lo añadimos a la carne molida, junto con el huevo ligeramente batido, la sal, la cebolla rayada, a mí me gusta utilizarla rayada, pues así no se sienten los trocitos y el sabor se integra mejor, añadimos también las especias al gusto, tales como pimientas, blanca y negra, una pizca de nuez moscada y una pizca todavía más pequeña de cardamomo, si es que deseas añadirlo, y no olvidemos la sal, mezclamos perfectamente.

Cuando tengamos bien mezclada la carne con todos los ingredientes, hacemos las albóndigas, a mí me gusta hacerlas pequeñas, así se cocinarán más parejitas. 

Para freírlas, colocamos la mantequilla y un chorrito de aceite en una sartén y doramos las albóndigas por todos lados, no necesitas sumergirlas completamente, yo utilizo generalmente para esta cantidad de carne media barrita de mantequilla, esto es, como 50 gramos aproximadamente, y un chorrito pequeño de aceite, sólo para asegurar que la mantequilla no se quemará, calentamos perfectamente la materia grasa y comenzamos a dorar las albóndigas de tanda en tanda, así quedarán más parejitas. Se reservan en un recipiente con tapa para que no se enfríen. 
Albóndigas Suecas (bechamel)

Generalmente me queda mantequilla con aceite una vez que terminé de dorar las albóndigas, pero casi siempre tiene trocitos de carne que las albóndigas fueron desprendiendo, y pues para poder preparar la salsa, paso por un colador la mantequilla y la coloco en una cacerolita, y caliento un poco otra vez y añado el harina, muevo con la ayuda de una palita de madera y la comienzo a integrar en la mantequilla, y cuando doro un poco, le voy añadiendo el caldo de res, que deberá estar caliente para que sea más sencillo lograr que la salsa quede tersa. 

Añado poco a poco el caldo de res y no dejo de mover con la palita, después añado la leche, rectifico el sazón, y cocino un poco sin dejar de mover para que no se hagan grumos, si noto que los tiene, no me preocupo, pues los puedo desbaratar con la ayuda del procesador manual o con la licuadora, y así obtendré una salsa tersa y suave. 

Si no tengo caldo de res preparado, puedo utilizar de lata o bien, de cubito. 

Puedes añadirle una pizca de nuez moscada a la salsa y le dará un rico sabor, pero no abuses, pues puede opacar los demás. 

Para acompañar las albóndigas lo tradicional es hacerlo con salsa de arándanos, pues su acidez hará que el plato quede bien balanceado. 

Si no consigo arándanos frescos, pues utilizo una latita de salsa de arándanos, de esas que se usan para acompañar el pavo, pero si hay frescos, entonces los cocino un poco con muy poquita azúcar y cocino un poco. Se trata de lograr una salsa espesa un tanto acidita. 

Además hay que acompañar con un rico souflé o puré de papas (patatas) o bien, con un rico spaguetti o pasta preparada sólo con un poco de ajo, mantequilla y crema, verán que la combinación de sabores será estupenda. 

Espero que les guste esta rica receta, muy distinta a las albóndigas que comíamos de pequeños en casa, pero créanme que es maravillosa. 





domingo, 5 de noviembre de 2017

Calabacitas Italianas rellenas

calabacitas rellenas

Qué les parece si preparamos unas calabacitas italianas rellenas, súper rápido y súper deliciosas...

Con la publicación de esta receta estoy experimentando la realización de videos... jeje, es algo que he querido hacer desde hace tiempo, pero por una cosa o por otra no me había sido posible... y pues me animé a hacerlo de modo súper casero, y con las herramientas que me proporcionan los programas de cómputo simples, espero que les agrade y les prometo que poco a poco iré mejorando la creación de estos pequeños videos... 

Por lo pronto, mil gracias por estar aquí, por leerme, preparar mis recetas... en fin... gracias!!


Ingredientes: 
2 Calabacitas Italianas grandes 
50 gramos de Tocino (bacon) 
50 gramos de Jamón 
50 gramos de Queso Gouda 
Sal y pimienta al gusto 
Ajo en polvo
Pan Molido (opcional)

Procedimiento: 

Esta receta es sumamente simple, además de ser muy rápida y lo mejor de todo, es que es muy nutritiva, puedes controlar además la cantidad y calidad de grasas que le añades, por lo que podrá servirte muy bien para cuando te quieras cuidar un poquitín y no sufrir en el proceso. 

Primero ahuecamos las calabacitas que estarán perfectamente limpias, con la ayuda de una cuchara o un saca bocados, debemos procurar que no se rompa la piel, es importante reservar la pulpa que obtengamos, pues será básicamente el relleno de este delicioso y simple platillo. 

Colocamos en una sartén el tocino y el jamón que estará finamente picado y lo doramos un poco con su propia grasa, aquí es en donde pueden ustedes cuidar la calidad y cantidad de grasa, pues pueden utilizar algún tocino que no tenga mucha grasa, que sí los hay, sólo hay que buscarlos en la tienda con un poco más de calma, y también pueden utilizar jamón de pavo o bajo en grasa, pueden jugar también con la cantidad de estos dos ingredientes, pues eso también los ayudará en su régimen alimenticio. 

Cuando está el jamón y el tocino un poco dorado, añadimos la pulpa de la calabacita, que la habremos picado muy finamente, la dejamos cocinar un poco y la sazonamos con un poco de sal, pimienta y ajo en polvo, todo al gusto, sólo a que se cocine un poco y noten que la calabacita ya no esta cruda. 

Pueden añadirle en este punto un poco de tomate picado y cebolla acitronada, eso le dará un rico sabor y  podrán variar un poco esta receta, o si lo apetecen, pueden añadir también espinacas, champiñones, elotitos cocidos, en fin... lo que se les antoje para darle un rico sabor a su relleno, yo preferí cocinarlas lo más sencillo posible para que vean qué fácil es comer rico, sin gastar mucho y cocinando en poco tiempo. 

Con el relleno que hayan decidido guisar, simplemente rellenan las calabacitas ahuecadas y le coloca un poco de queso gouda o el de su preferencia rallado encima, las introducen al horno de microondas y las cocinan por 3 minutos, posteriormente las gratinan en el horno convencional por unos minuts y listo... 

Pueden evitar el uso del microondas si lo desean, sólo las cocinan por más tiempo en el minihorno o en el horno convencional, hasta que noten que el queso se ha gratinado y dorado. 

Listo!!! quedan deliciosas... ah!! pero lo olvidaba, pueden añadir un poco de pan molido antes de gratinar el queso y éste se dorará y dará un toque crujiente... 

viernes, 4 de agosto de 2017

Tallarines "Sabor a Pizza"

Tallarines sabor a pizza

En estos días estoy forzada a permanecer en casa, y no me quejo, de lo que sí lo hago es que no puedo cocinar y además creo que nunca me había tardado tanto en escribir una receta en el computador, pues tuve un pequeño accidente y se me lastimó un solo dedo, el indice de la mano izquierda, y pues lo tengo inmovilizado, creo que cuando no puedes utilizar una parte de tu cuerpo como normalmente lo haces, te das cuenta cuánto la utilizas en realidad.... y en verdad cómo me hace falta pode utilizar mi dedito... pero no podía aprovechar la ocasión para dejarles esta deliciosa receta por aquí, aunque me haya tardado mucho tiempo tecleando, y hacerlo sólo con una manita... en fin... espero que les guste... 

Además he de confesarles que yo no la preparé, pues no puedo hacerlo con mi dedito malito... pero es tan deliciosa y sencilla de preparar que no dudé en escribirla... 

Esta receta la ha preparado mi querido hermanito Paco, ya unas dos o tres veces, y siempre que lo hace, mis niñas dicen: "Pasta sabor a pizza, mmmmm, qué delicia!" de ahí el nombre, también tiene otro secretito, en realidad se prepara con la ayuda de una salsa comercial para pastas sabor a 4 quesos... 

Ingredientes: 
1 Paquete grande de tallarín  (o cualquier pasta de su elección)
1 Lata grande de Salsa para pasta sabor 4 quesos (Se usó marca Hunt's) (o 2 paquetes pequeños) 
400 gramos de carne de res molida 
4 rebanadas de tocino ahumado (bacon)
1/4 de Crema de leche ácida
2 cucharadas de mantequilla 
Sal y pimienta la necesaria 
Queso Mozzarella o Parmesano al gusto 
Agua la necesaria 
2 huevos enteros 

Procedimiento: 
Ponemos a hervir el agua con la mantequilla y un poco de sal y pimienta y añadimos la pasta, cocinamos hasta que esté al dente, unos 10 minutos y escurrimos. Podemos reservar un poco del agua de cocción por si necesitamos hidratar la salsa. 

Mientras, picamos finamente el tocino y lo doramos en una cacerola, añadimos la carne y sazonamos con un poco de sal y pimienta, movemos constantemente, cuando la carne está cocida, añadimos la salsa para pasta, la crema de leche y un poco del queso de nuestra elección, cocinamos y añadimos la pasta, y los huevos ligeramente batidos, éstos ayudarán a que la salsa se pegue deliciosamente en la pasta y quedará con una deliciosa textura, integramos todo muy bien y añadimos más queso... y listo!! 

Eso es todo, sólo nos resta disfrutarla con un poco de ensalada y un buen vino tinto, qué más podemos pedir??? Rápido y delicioso!! ya saben que en ocasiones es necesario cocinar con atajos no lo creen? y con la ayuda de uno que otro producto que hay en el mercado, se vale... 

Muchas gracias hermanito por la ayuda en la cocina, quedó deliciosa la "Pasta sabor a Pizza", mis hijas comieron con mucho gusto y les quitaste el antojo...