viernes, 20 de diciembre de 2013

Buñuelos Mexicanos


Buñuelos

Esta receta es muy típica en estas épocas, y sé que en muchos países preparan similares a ésta, pero con distintos nombres, tales como: Hojaldras, Hojuelas, Sebadas, Sopaipillas, Torrejas, Tarijas, etcétera, cuando publiqué por primera vez esta receta, me pude dar cuenta de eso, debido a los diversos comentarios de los lectores en donde mencionaban que con esos nombres las conocían, curioso verdad? la verdad es que creo que en todos los lugares existen recetas muy parecidas a como las preparan en otros lugares, espero que les guste: 

Ingredientes: 

¼ Taza de azúcar
4 Huevos
2 Tazas de harina
1 Taza de aceite vegetal
1 Cucharadita de polvo para hornear
1 Cucharadita de sal
Para Espolvorear:
1 Taza de azúcar
1 Cucharadita de canela molida
Aceite para freír el necesario 

Mezclar los huevos con ¼ de taza de azúcar, batir hasta que espese la mezcla, se torne de un amarillento; Agregar 1 Taza de aceite, seguir mezclando; aparte mezclar 1½ Tazas de harina, el polvo de hornear y la sal, esta mezcla se va incorporando poco a poco a la mezcla de huevo y se revuelve bien.
Colocar la masa sobre una superficie enharinada con el harina restante, amasar bien hasta que se sienta suave y tersa la masa.
Forma 16 bolas de masa y extiende cada una con el rodillo, a mi en lo personal me gustan muy delgaditos, pero es el gusto de cada quien, forma círculos de 12 centímetros de diámetro aproximadamente, como si fueran tortillas de harina; es importante dejar reposar los círculos sobre papel encerado y sin cubrir, esto es para que se reseque un poco la masa y queden más crujientes con 10 a 15 minutos basta; es importante calentar muy bien el aceite en un sartén hondo, no los comiences a freír si no está lo suficientemente caliente, pues no quedarán crujientes y absorberán mucha grasa; fríe los buñuelos hasta que se doren por ambos lados; colócalos sobre toallas de papel para que éstas absorban la mayor cantidad de aceite y rebózalos con azúcar y canela mezclada, yo procuro que no estén tan fríos cuando hago esto, así se les quedará adherida más fácilmente el azúcar y la canela, los puedes servir además con una miel de piloncillo que se prepara poniendo a hervir 1 pieza de piloncillo en 2 tazas de agua y una raja de canela, hasta que se forme una miel. Procura guardarlos en un recipiente hermético si no se van a consumir pronto, ya que absorben la humedad del ambiente y perderán lo crujiente. Espero que les gusten... :D