lunes, 30 de diciembre de 2013

Masa para Tamales

Tamales Dulces
Tamales dulces
Tamales salados
Tamales Salados

Tamales en la olla de lento cocimiento
Tamales en vaporera


Rendimiento: 60 tamales aproximadamente.
Ingredientes: 
2 Kilos de masa de maíz nixtamalizado (masa para tortillas)
500 gramos de manteca vegetal, puedes hacer una combinación de puerco y vegetal, o de cerdo.
2 cucharadas de sal o 2 tazas de azúcar (según sea el caso si los quieres salados o dulces)
Caldo de pollo o caldo de carne (en el caso de los tamales salados) si los vas a hacer dulces, utiliza agua

Procedimiento: 
Batir la manteca que debe de estar a temperatura ambiente, es más fácil con la batidora, y agrega las 2 cucharadas de sal o el azúcar, hasta que esponje. 
Ya que está bien esponjada, le vas agregando poco a poco los 2 kilos de masa, tomando trozos de masa y añadiéndolos a la manteca. Cuando ya hayas agregado la mayor parte de la masa, añade el caldo o el agua, en su caso, tibio, son aproximadamente de una a dos tazas, esto puede variar, sólo hay que tener cuidado de no ponerle demasiado líquido. 
Para saber si ya está lista la masa, puedes hacer una pequeña bolita y ponerla en un vaso con agua, si ésta se hunde, entonces todavía le falta batir más, debes lograr una masa de consistencia untable.
Los puedes rellenar de rajas con queso, de picadillo, de asado de boda, mole, pollo, en fin, echa a volar tu imaginación. 
Si los vas a hacer dulces puedes añadir color vegetal rojo unas pocas gotas, para que se vea color rosa. 
Para el armado utilizas aproximadamente una o dos cucharadas soperas copeteadas de masa en cada hoja de maíz para tamal, y rellena con una o dos cucharadas de relleno, en el caso de los tamales salados. 
Las hojas de maíz deben de estar remojadas en agua. 
Puedes utilizar para los tamales salados acelga, y haces una rica salsa picosita. 
Para hacer los tamales dulces, sólo agregas pasitas, canela, piña, coco, nueces, piñones, biznaga o acitrón, fruta cubierta, en fin, hasta chocolate o cajeta puedes ponerles. 
Para cocinarlos, sólo tienes que ponerlos como se muestra en la imagen, sobre una rejilla en la vaporera con agua o en la olla de lento cocimiento con un poco de agua también sobre una rejilla, procura que no estén muy apretados para que se esponjen, y estarán listos cuando al retirarles un poco la hoja de maíz, ésta se despegue fácilmente, debes vigilar que tenga agua siempre... Espero que te queden riquísimos...