miércoles, 25 de diciembre de 2013

Vale la pena...



Vale la pena ver que el esfuerzo que uno hace para reunir a su familia rinde frutos, al ver su cara de felicidad, el cansancio que nos haya provocado vigilar hasta el último detalle se esfuma, recobramos nueva fuerza para seguir adelante.. ese es nuestro combustible, precisamente, el amor a la familia, nos permite tomar aire y recobrar nuevos bríos, vemos que es una bendición poder estar aquí para ellos, pues precisamente la fuerza que une, somos las mujeres, o deberíamos de serlo siempre, no olvidemos nuestro lugar en este mundo, creo que es una de las cosas que nos han sido encomendadas, pues se supone que tenemos la sensibilidad para hacerlo y la fuerza suficiente para lograrlo, pero con la forma de vivir de hoy lamentablemente estamos perdiendo nuestro rumbo, no permitamos que eso suceda!! pues nuestros niños están de por medio y con ello el mundo futuro, tenemos que mantener reunida a la familia, por más pequeña que esta sea, aunque haya diferencias, pues eso es lógico, todos somos distintos, tenemos que aceptar a todos tal y como son, tolerar, y así a nosotros también nos será tolerada, aceptada y sobre todo respetada nuestra forma de ser, y eso le enseñaremos a nuestros hij@s, y a que la familia lo puede todo y que la mujer y el hombre tiene cada uno un lugar especial en este mundo, somos un complemento el uno del otro, hay que ayudarnos y apoyarnos siempre, sin sonar feminista, ni serlo, pues somos el pilar, es nuestro rol, una gran encomienda, no perdamos el rumbo, somos la fuerza de cohesión!! Muchas gracias a las mujeres que todavía se preocupan por mantener unida a la familia y trabajan día a día para lograrlo!! Son un ingrediente indispensable para crear un mundo mejor...