viernes, 3 de enero de 2014

Arroz, receta básica

Arroz
Muchas personas me han preguntado cómo hacer el arroz, pues aunque es una receta básica y de todos los días, tiene muchos secretitos que hay que tener en cuenta, no te preocupes, aquí te los voy a decir para que el arroz te quede esponjadito y muy rico!!! 
Ingredientes: 
1 Taza de arroz limpio
1 1/2 taza de agua o caldo de pollo 
1 trocito de cebolla
1/2 diente de ajo
sal al gusto
Aceite el necesario
Procedimiento: 
Las abuelas siempre dicen que el arroz hay que lavarlo con agua caliente para que te quede bien, pues les confesaré algo, yo nunca lo lavo así, y me queda esponjoso, sólo lo pongo en un recipiente y le agrego agua hasta cubrir y en lo que el aceite que utilizaré se calienta (el cual puede ser de acuerdo a tu gusto, puedes utilizar aceite vegetal o aceite de oliva, o bien, al vegetal agregarle un cuadrito de mantequilla), dejo en remojo el arroz, cuando calculo que el aceite ya está casi en su punto, pongo el arroz en un colador bajo el chorro de agua para seguir lavándolo un poco y lo escurro bien, lo agrego a la cacerola con el aceite caliente y lo muevo un poco, la flama debe de estar alta, es importante moverlo casi cuando uno lo puso para que no se pegue, pues como está húmedo tiende a hacerse como palanqueta y se unen los granitos de arroz, hay que tratar de separarlos, pero con cuidado, pues lo podemos romper, de repente se va a ir separando y es cuando hay que dejarlo dorar un poquito, moviéndolo ocasionalmente pero sin perderlo de vista, es muy importante que pongan atención en el sonido que tiene en esta etapa al moverlo pues verán que es distinto al de la etapa final, si notan en la primer fotografía ahí el arroz ya está separado y si se fijan no tiene mucho aceite, hay personas que acostumbran ponerle mucho aceite y freír bien el arroz, y después tienen que escurrirle el exceso de grasa, la verdad es que no es necesario ponerle tanto y tener que escurrirlo después, poco a poco, conforme la práctica irás calculándole bien a la cantidad de aceite adecuada para tu cacerola, pues he de decirles que yo tengo mis cacerolas consentidas para cocinar ciertas cosas, una de ellas es el arroz, como casi siempre preparo la misma cantidad, ahí me cabe perfecto y le da espacio para esponjarse, cuando requiero hacer mucho arroz, para una comida o cazuelada en donde habrá más comensales, entonces procuro utilizar una buena cacerola que sea gruesa, con cerámica o de barro, que son ideales, para cocinarlo, todo es cuestión de que conozcas tus utensilios y tus cacerolas y sartenes, verás que tienes consentidos, pero bueno, sigamos con la receta que ya me fui volando y volando hacia otros temas, que no son menos importantes aclaro, en la siguiente fotografía, podrán ver que el arroz está ligeramente dorado, pues ese es el punto que deben buscar, y ojo, se acuerdan que les dije que pusieran atención al sonido del arroz en la primer etapa?, pues bien, en esta etapa en la que el arroz está dorándose es muy importante que noten la diferencia, debe de sonar como piedritas, o arenita que se están golpeando, quiere decir que ya está perfectamente doradito y este es el momento para ponerle los líquidos, en esta etapa puedes, si lo quieres hacer blanco, agregarle la cebolla con el ajo licuado en un poco de agua y lo viertes al arroz junto con el caldo de pollo, si no tienes caldo de pollo, no te preocupes, a mi me gusta ponerle porque logras mejor sabor y es un poquito más nutritivo, sobre todo si tienes niños en casa, o puedes utilizar también caldo de verduras, según sea tu gusto, pero eso sí, hasta que completes 1 taza y media de líquido, recuerda que esa es la proporción, 1 taza y 1/2 de líquido por cada taza de arroz, o bien, si lo quieres hacer rojo, entonces pondrás "recaudo" que es la forma como llamamos en México al jitomate licuado con cebolla y ajo y un poco de agua, el cual te servirá de base para infinidad de platillos, como la sopa "aguada" que así le llamaban también las abuelitas, que es nada más y nada menos que sopa de sémola de trigo de figuritas, también te servirá para hacer alguno que otro guisado de carnes, verduras, en fin, y pues en este caso para el arroz, y sería la misma proporción guardada 1 taza de arroz por 1 1/2 taza de líquido; pero disculpen, otra vez me perdí, y me salí por completo de la receta verdad?, lo siento, suelo hacer eso, pero es porque me encanta cocinar y me gusta dar todos los tips que me sé, pues considero que la cocina es un gusto que se debe de compartir y muchas personas no cocinan precisamente porque creen que es complicado, pero no lo es, tal vez sea porque nadie se detiene a darles tips para que al ver los resultados que obtienen se den cuenta que pueden cocinar riquísimo y entonces sí, disfrutar el camino, en fin, retomando el tema central que es el hacer arroz básico, pues les dije que era una receta con muchos tips verdad? pues bien, sigamos con esos tan mencionados tips y que son tan importantes; en este punto en el que agregamos el líquido al arroz ya doradito, lo sazonamos, si utilizamos caldo de pollo que ya está sazonado, no le pongas tanta sal, pero si no, sazónalo al gusto le bajamos al fuego al mínimo y lo tapamos, hay que dejarlo tranquilo, pero sin dejar de cuidarlo, apapacharlo y vigilarlo, pues en cualquier momento se consume todo el líquido y se quema, es muy delicado y susceptible, si llega a suceder que se consume el líquido y todavía notas que los granitos no están bien cocinados, o está un poco duro, no te asustes, sólo agrega un poco más de agua o caldo, pero sólo un poco, y así lo irás haciendo conforme sea necesario, pues si te excedes te quedará sobrecocido y los granitos explotarán lo que hará que se vea batido, y créeme eso no  lo queremos, queremos que estén cocidos y esponjados, en su punto, sólo recuerda no moverlo, si quieres checar si tiene o no líquido, sólo separa con una palita un poco el arroz del centro para que te puedas asomar y ver si todavía tiene caldo, pero lo debes de regresar a su lugar y volverlo a acomodar con suavidad, cuando veas que está esponjado y todo el caldo se evaporó... está completamente listo!!! y delicioso!! recuerda que le puedes poner también verduras picadas al agregarle el caldo, granitos de elote, chile poblano, en fin, juega con la receta un poco, algo que yo hago es que cuando llega el momento de ponerle el último chorrito de líquido para que se termine de cocinar, en el caso del arroz blanco, le agrego un poco de leche, en lugar de agua o caldo, y lo dejo semitapado, quedará un poco cremoso, muy rico, ese arroz es ideal para ponerle chile poblano y elotitos así como un poco de crema y queso, pero esa es otra receta que se encuentra en mi blog, la recuerdan?, si no, les dejo el enlace http://chocolatemolinilloblog.blogspot.mx/2013/12/chile-relleno-sobre-cama-de-arroz-blanco.html, pues espero que se animen a hacer el arroz, recuerden que hay que tener paciencia y practicarlo, en resumen lavarlo, calentar muy bien el aceite, dorarlo muy bien, hasta que suene como piedritas, moviéndolo con cuidado, agregar el líquido y sazonar, bajar la temperatura y taparlo, no moverlo para nada, dejarlo cocinar sin dejar de cuidarlo para que no se queme, si le falta cocción y ya no tiene caldo, entonces hay que agregar un poquito de agua dejarlo consumir nuevamente y si le vuelve a hacer falta ponerle otro poquito, así no quedará batido... no es tan difícil verdad?