viernes, 24 de enero de 2014

Caldo de Pollo

Caldo de Pollo
Creo que hoy vamos a estar muy básicos, sí, así es, haremos un rico y reconfortante caldito de pollo, algo que es  muy sencillo pero cómo nos hace sentir bien cuando estamos enfermitos, o que tenemos frío, y nos queremos consentir un ratito, un simple caldo de pollo es muy poderoso, no lo subestimen, no tienen una idea lo bien que nos puede hacer sentir, y por eso vamos a hacer esta receta tan sencilla pero que está llena magia... 
He de contarles que mi hija más pequeña, se me enfermaba mucho de bebé, y ya no sabía cómo sacarla de una gripa tras otra, se le daban medicamentos todo el tiempo, cambié de doctor como 6 veces en menos de un año, especialistas y demás porque no se le quitaba una gripa horrible que le dio casi de recién nacida, pues aunque nació en Mayo, justo el día que salió del hospital enfrió mucho el clima y parecía invierno, así es que la casa estaba fría, y ese cambio de temperatura del hospital a la casa le cayó mal, así es que comenzó con un sonido en los pulmoncitos que nos traía preocupados, así ese que la llevamos al doctor, y desde el principio el diagnóstico era el mismo, gripa o catarro pero se le escuchaban muy feo sus pulmones, y le recetaban prácticamente lo mismo, hasta nebulizaciones, disparos para asmático, en fin, antibióticos de todos tipos, colores y sabores, y algo no nos latía a mi esposo y a mi, hasta que en un estudio de sangre resultó que estaba comenzando con anemia, qué susto!! pues yo era muy cuidadosa con la comida, además siempre nos ha sorprendido la forma en la que come, es muy comeloncilla, a pesar que está muy delgadita, pues bien, por sexta vez cambiamos de médico, pero ahora optamos por un doctor homeopático, aunque también es cirujano general, pues qué creen? fue quien me ayudó a que se recuperara y lo hizo a tal velocidad que por fin estuvimos tranquilos, el diagnóstico a pesar que siempre fue el mismo, resultó al final que fue una gripa tras otra, y como le recetaban tanto medicamento llegó un punto en el que se le adelgazó la sangre y de ahí la anemia, pues cómo creen que se la quitamos? sé lo que están pensando, efectivamente con el caldito de pollo, este platillo tan común, fácil y sencillo de preparar pero que es muy poderoso, pues está repleto de magia y nutrientes, mi pequeña se recuperó rápidamente y de la anemia ni nos acordábamos... por fin estaba al 100% bien, así es que le tengo plena confianza a este caldito mágico, pues ya vi cómo trabaja y en un pedacito de mi existencia que adoro, así es que, qué mas creen que pueda curar??? 
Ingredientes: 
1 Pollo lavado y sin pellejito
Menudencias del pollo (si te gustan o si va a ser un caldito para niños pequeños)
3 zanahorias grandes lavadas y cortadas a lo largo en 4 trozos
2 calabacitas italianas lavadas y cortadas a lo largo en 4 trozos
2 papas cortadas en rodajas, y éstas a su vez en cuartos
1 trozo de cebolla
1 diente de ajo
Cilantro al gusto lavado y desinfectado
Agua la necesaria 
Sal y Pimienta al gusto
Pueden agregarle todas las verduras que se les antojen, pero esas son las básicas, no debe de faltar ninguna. Pueden ponerle chayote, champiñones, chícharos, ejotes, en fin, la gama de opciones es bastante amplia. 
Procedimiento: 
Tenemos que tener el pollo muy bien lavado, y de preferencia retirarle todo el pellejito, pues justo ahí en donde se deposita lo menos limpio del pollo, en toda la grasa, y es en donde está la mayor concentración de las hormonas que les ponen las empresa para optimizar su producción, así es que no es saludable, para nada... para lo único que sirve y les diré que no es algo muy socorrido a menos que estén por operarte de sinusitis es que calientes justo toda la grasita que le puedas quitar al pollo y el aceite que desprenda, así calientito te lo pongas en la frente y en las áreas en donde pueda haber acumulación de secreciones debido a la sinusitis, te frotes muy bien, y por supuesto ya no salgas a la calle, pues te hace daño, y es un remedio muy efectivo, aunque algo extraño para limpiar las vías respiratorias. (Bueno, según las abuelitas y mi suegra). 
Pues continuemos con esta receta tan sencilla, aunque me temo que como siempre corro el riesgo de salirme del tema un par de veces más, así es que mejor continuemos, tenemos que introducir el pollo bien lavado y sin la piel a una olla honda, puede ser la olla exprés, y agregamos todos los ingredientes, sazonando al gusto, tapamos y cocinamos, si es en olla común, hasta que el pollo y las verduras estén cocinadas; si será en olla de presión, tendrá que cocinar por 5 minutos a presión para que se cocine el pollo, claro que si lo dejas destapado después y lo dejas cocinar un poco más, los sabores se concentrarán más y sabrá más rico; creo que el caldo, como muchos platillos, entre más lo caliente uno, mejor va quedando, no creen? Pues prácticamente esto es todo, y lo podemos utilizar como base para muchos platillos, espero que les guste y se apapachen un poquito con este guiso... también lo pueden servir con arroz blanco, como morisqueta, o hacer una rica sopa de tortilla con el caldo, o infinidad de platillos más, que algunos ya les he compartido, y otros ténganme paciencia, lo haré... 


Dame tu voto en HispaBloggers!