miércoles, 8 de enero de 2014

Crepas de Cajeta con Nuez

Crepas de Cajeta
Y si preparamos unas ricas crepas de cajeta?, ya sabrán que son deliciosas, y no son difíciles... hace muchos años mi esposo y yo nos quedamos sin trabajo, casi al mismo tiempo, fue una época difícil, como creo que todos los matrimonios tienen, me han mencionado que se le llama el "Noviciado", serán acaso pruebas para ver si es sólido ese matrimonio? no lo sé, lo que sí sé es que nos las vimos negras, pues teníamos ya en ese entonces a nuestra hija mayor, así es que un buen día preparando la comida, se me ocurrió hacerles de comer Crepas rellenas de pollo, el caso está en que noté que era muy económico prepararlas y la masa que estaba probando quedaba hermosa, nada grasosa, muy ligeras, porositas y eso permitía que la salsa que le agregaras penetrara en toda la crepa y la inundara de sabor, así es que se me ocurrió comenzar a preparar para vender, en paquetitos de 14 crepas, puse mis manitas a la obra, en pensar el  nombre que le daríamos a la nueva empresa familiar y decidimos ponerle "Crepas Light" no porque fueran dietéticas, claro que no, sino por lo delgaditas y deliciosas que quedaban, como me gusta mucho diseñar, me dí a la tarea de hacer el  logotipo, la etiqueta que llevarían además le agregué dos recetas para que las personas que me compraran pudieran cocinarlas, una receta dulce y otra salada, pues son muy versátiles, pues he de contarles que las personas no sabían qué eran, siempre tenía que explicarles que eran como unos hot cakes ligeritos que podían rellenar con lo que quisieran, pero se las comían solitas hechas rollito como si fuera una tortilla, me encantaba ver eso, y la verdad es que son deliciosas así, a mi hija mayor le encantan todavía de esa manera, cuando ve que preparo siempre va a la cocina por su buena dotación de crepas hechas rollito, creo que es uno de sus recuerdos de la infancia ligados al sabor, una nostalgia para ella, pues bien, la verdad es que vivimos de vender crepas 2 meses y medio, sin preocuparnos de los gastos, pues salía de ahí, se vendían muy bien, hasta que gracias a Dios conseguimos trabajo nuevamente; pero no nos quedamos muy conformes, pues siempre nos quedó el gusanito de seguir vendiéndolas, y como en mi lugar de trabajo llevaba eventualmente, pues la gente que ya las había probado, me encargaba muy seguido, así es que no podía negarme, pues total que pusimos un negocio, es decir,  un local establecido y recuerdo que hacíamos hasta 500 crepas diarias, eso sin dejar el trabajo en el que estábamos, era muy pesado, pero muy satisfactorio ver cómo le gustaban a la gente, todavía me siguen pidiendo y recuerdan mis crepas, recuerdo que repartíamos en múltiples negocios para que las vendieran era muy cansado pero valía la pena, dejé de prepararlas cuando mi segunda hija cumplió como 6 meses de edad, como 4 años después de la primera vez que las hice para vender y eso porque para ese entonces ya teníamos otro  negocio que exigía mucha más atención y era más rentable, así es que decidimos dejar de hacerlas. Ahora las cosas han cambiado mucho, pues ya en todos los cafecitos que van abriendo, es obligado tener crepas, hasta en carritos en las plazas comerciales las venden, y las personas ya las conocen, creo que me adelanté a la época, jeje... en fin, creo que ya les hice el cuento muy largo, pero me traen muy gratos recuerdos las crepas, aunque había veces en que nos veíamos con cara de "crepa", debido a que tenía que hacerle cambios a las tiendas que no las vendían, y pues no las podíamos desperdiciar, pues estaban en buen estado, sólo que ya no eran aptas para que estuvieran en un aparador, así es que hacía crepas de desayuno, comida y cena y regalaba a todo el mundo, jiji, pues tenían sus épocas buenas y otras que no, como todos los  negocios... pero basta ya de historias, mejor les doy la receta: 
Ingredientes: 
1 Taza de harina
1/4 cucharadita de sal
3 Cucharadas de aceite
1 Taza de leche
1/4 Taza de agua o agua mineral, yo usaba agua natural
1 huevo
Procedimiento: 
Se debe de cernir el harina junto con la sal. 
Debemos mezclar el aceite, la leche y el agua y agregarle el huevo batido, posteriormente incorporamos a los ingredientes secos y batimos todo hasta que se integre muy bien y no haya grumos y listo!!!
Para cocinarlas calentamos muy bien una sartén, yo utilizo una de teflón, y únicamente para eso, no permito que se use para otro platillo, les voy a dar un buen tip, yo tenía una medida para la mezcla, así todas salen del mismo tamaño, esta cantidad de mezcla rinde para 20 crepas aproximadamente, la mezcla debe de quedar ligerita no espesa, es recomendable que a la primer crepa que se prepare se le ponga un poco de aceite, mantequilla o aceite en aerosol a la sartén, pero ya después no es necesario, calentamos muy bien la sartén y le ponemos la medida de mezcla yo usaba un cubito de los individuales para hacer hielitos del refrigerador, pero cada quien le va calculando, poco a poco se le va tomando la medida exacta de acuerdo a los utensilios que tengan, son aproximadamente 3 cucharadas soperas de mezcla, se cocinan a fuego mediano y se voltean con cuidado y se retiran de la sartén, procuren no alejarla del fuego, para que no se enfríe, si no la que sigue se les empezará a pegar, tienen que ser seguidas, poco a poco irán ganando práctica, no se preocupen, y listo... vamos haciendo  un gran montón para rellenarlas después o bañarlas con la salsa que más nos guste. 
En este caso las haremos de cajeta o dulce de leche como la conocen en otros lugares, sólo hay que doblar las crepas en cuatro partes y acomodarlas en un plato, se calienta el dulce de leche o cajeta con un poco de leche hasta darle la consistencia deseada y listo, con esa salsa se bañan las crepas y se adornan con trocitos de nuez... Espero que no los haya aburrido con mi historia, pero ya me conocen, me encanta cocinar, y generalmente todos los recuerdos que más quiero están ligados a la cocina. 


Dame tu voto en HispaBloggers!