jueves, 16 de enero de 2014

Pastel Envinado

Pastel para Primera Comunión

Pan envinado
Pastel para Bautizo



















Qué les parece esta idea para una Primera Comunión o un Bautizo, estos pastelitos los preparé para la Primera Comunión de una de mis hijas y el Bautizo de la más pequeña, y  lo mejor de todo, es que los puse de centro de mesa, se veían muy originales y cada comensal se servía su propia porción, a su gusto, es una buena idea, son muy ricos y muy sencillos y lo  mejor es que  los preparé utilizando latas de galletas como moldes, y en lugar de complicarme con los adornos tan elaborados de cada uno, sólo les puse un baño de glaseado con un ligero toque sabor limón, sólo un poco, pues el pastel en sí es envinado, pero había que darle un sabor que no compitiera mucho al glaseado. Espero que les guste esta idea para centros de mesa de diversas celebraciones... 
Ingredientes: 
125 gramos de harina
125 gramos de azúcar
4 huevos
80 gramos de mantequilla 
1 cucharada de polvo para hornear
Para el envinado: 
1 Taza de azúcar
1/2 Taza de agua
1 copa de vino (brandy, ron o amareto)
Para el glaseado: 
2 Tazas de azúcar glass o impalpable
2 limones (su jugo)
Procedimiento para el Pan: 
Batir los huevos hasta que se esponjen, cambiarán de color y quedará como una mezcla amarillo clarito y esponjada, y en forma envolvente se le agrega el harina cernida con el polvo de hornear y el azúcar, agregamos la mantequilla que deberá estar fundida  y mezclamos en forma envolvente no batan mucho si no pierden el esponjado que lograron al batir los huevos y el pastel quedaría apelmazado. Hornear a 175° C por 30 minutos o hasta que al introducir un palillo de dientes éste salga limpio. Se sacan del horno y se desmoldan con cuidado, no es un pan muy delicado, pero sí hay que manejarlo con cariño. Pueden agregarle una cucharadita de vainilla o de esencia de almendras, le dará un rico sabor. 
Procedimiento para la Miel: 
Para preparar la miel, ponemos a hervir el azúcar con el agua, hasta que se forme un jarabe ligero, apagamos el fuego y agregamos el vino. Cuando el pan está frío lo picamos un poco con un tenedor en toda la superficie y lo bañamos poco a poco con la miel que preparamos. Si preparan el pan con esencia de almendras le va bien que le pongan a la miel en lugar de brandy o ron, Amareto o licor de almendras. 
Para el Glaseado: 
Tenemos que cernir el azúcar para que se separe lo más posible y no se hagan grumos, le agregamos el jugo de limón, esta receta lleva la ralladura del limón, pero yo no se la puse para que no compitiera con el sabor de la rosca. Hay que batir y batir hasta lograr una consistencia semilíquida, no muy espesa, si le faltara líquido agréguenle un poco de agua, más limón no, porque recuerden que no queremos que sepa mucho al limón, es sólo un toque. Para adornar el pastel, sólo se baña por encima y se deja que escurra libremente, con la consistencia adecuada se secará  y quedará como en las fotografías, me pareció un lindo detalle. Espero que les guste esta idea. 
                                                                                                                                                             Dame tu voto en HispaBloggers!