lunes, 24 de febrero de 2014

Pollo en Chile Rojo


Otra receta sencilla y deliciosa, también puede ser cocinada en olla exprés, en olla de lento cocimiento o en una buena cazuela con toda la paciencia del mundo, como antes era, que las abuelas y las mamás cocinaban dándole el tiempo debido a la preparación de cada guisado, pero creo que ahora con este ritmo de vida no se puede, hay que buscar atajos, pero tratando de no sacrificar sabor, así es que tiene uno que ingeniárselas para lograrlo, esta receta es algo así, pues si la preparas con todo el tiempo del mundo, puedes dejarla cocinando hasta que el pollo esté suave, a fuego muy lento y eso hará que absorba el sabor y color que el chile rojo le da, pero si no hay tiempo, tomaremos atajos, pero eso sí, también quedará muy rico, así es que no se preocupen, de cualquier forma si alguna vez lo quieren cocinar de la manera lenta, lo pueden hacer y verán que no se arrepentirán... 
Ingredientes: 
1 Pollo entero lavado y cortado en piezas sin piel
2 papas cortadas en rodajas y éstas a su vez en cuartos
3 chiles guajillo sin semillas y remojados en agua caliente hasta que se suavicen 
1/2 diente de ajo
1 cubito pequeño de puré de tomate
Agua la necesaria
Sal y pimienta al gusto
Procedimiento: 
El chile se limpia se le quitan las semillas y se remoja en agua caliente hasta que se suavice, se licúa con el trocito de ajo y un poco de agua, esta salsita te puede servir para hacer más platillos, sólo le agregas sal al gusto y lo cocinas con  huevo, distintas carnes, por ejemplo la deshebrada, para hacer tacos potosinos, en fin. 
Continuando con el pollo, se lava muy bien y se acomoda en una cazuela, o en una olla de presión, o en la olla de lento cocimiento, se le agrega la salsa de chile rojo y el puré de tomate, se sazona con sal y pimienta y se le agregan las papas cortadas, lo tapamos y lo ponemos a cocinar a fuego bajo, si es en olla convencional, sólo hay que agregarle agua la necesaria para que se alcance a cocinar el pollo y poner la flama lo más bajo que se pueda; si utilizamos la de presión, será unos 7 a 8 minutos a presión lo que tardará, en cocinarse, sólo agrega un poco de agua antes de cocinar, pero no mucha, pues de lo que se trata es que el pollo saque su jugo y se cocine en éstos, y se mezcle con la salsa para que los sabores se concentren; si lo cocinamos en la olla de lento cocimiento, lo puedes dejar durante 4 horas a temperatura baja, cuidando que tenga buena cantidad de líquido, y listo, cuando el pollo esté tierno y cocido y la salsa esté bien sazonada, las papas cocidas estará listo. 
Se acompaña con arroz blanco y tortillas calientitas. 
Si te queda algo de pollo puedes rellenar unas tortillas de harina con un poco de queso y hacer unas quesadillas o unos burritos, queda muy rico, agregándole frijoles, pero la verdad es que cuando lo preparo muy rara es la vez que me permiten hacerlo así, pues se lo terminan... les encanta...