sábado, 15 de febrero de 2014

Tacos de Tripa

Tacos de Tripa
Qué les parece esta receta tan mexicana, son unos deliciosos Tacos de Tripa de Leche de Res, el procedimiento es un poco tardado pero vale la pena, lo que si les digo de una vez es que procuren hacer gran cantidad, pues al cocinarse la tripa se reduce mucho, y puede ser que al momento de calcular la cantidad de guisado que saldrá para los tacos, tengan otra idea, así es que mejor aprovechen y realicen una muy buena cantidad... este tipo de tacos son muy comunes aquí en México, con su salsa de chile de árbol, cilantro y cebollita picada y su buen chorrito de limón... a ver qué les parece... según mis cálculos 1 kilo de tripa de leche de res les rendirá más o menos para cuatro personas, siempre y cuando los taquitos se sirvan con todos sus complementos... así es que más o menos calcúlenle en esa proporción... la verdad es que yo cocinaría unos 5 kilos de tripa de leche de res, la cual la verdad no es muy costosa más o menos cuesta $50.00 pesos mexicanos el kilo, por lo general te venden paquetes de 2 kilos en las empacadoras de carne, pero puedes comprarla en algunos supermercados de menor cantidad, yo la conseguí de 500 gramos, pero si les dijera que más o menos esa cantidad les rendiría para unos 4 ó 5 tacos bien servidos, creo que no vale la pena el trabajo, así es que mejor aprovechen y cocinen gran cantidad...
Ingredientes:
5 kilos de Tripa de Leche de Res
6 dientes de ajo pelados y partidos por la mitad
4 hojitas de laurel
4 pimientas gordas
1 cebolla partida en cuatro
Sal al gusto
Agua la necesaria
Para servir:
Cebolla picada finamente
Cilantro picado finamente
Salsa de tu preferencia, la que más se utiliza es la de chile de árbol, simplemente licúas el chile con suficiente agua y sal, eso es todo, sólo que es muy picosa, hay quienes le ponen tomatillo y ajo, o tomate asado... pero la original es la de puro chile...
Limones
Si gustas puedes ponerle también aguacate o guacamole
Procedimiento:
Como pueden ver en las imágenes, así se debe de lavar, trenzar y poner a cocer, tienes que lavar cada una de las tripas introduciéndolas en la llave del fregadero y que se llene de agua como manguera, posteriormente le tienes que sacar el agua, y repites la operación unas 2 ó 3 veces más en cada una de las tripas, hay quienes dicen que es mejor no lavarlas, pues así tendrán más sabor, la verdad es que a mi no me gusta dejarlas sin lavar, y pienso que no le quita sabor en lo más mínimo.
Cuando ya tengas bien lavadas y escurridas las tripas, procedemos a trenzarlas, sólo tomas dos tripas y les haces un nudo en un extremo, y comienzas a hacer con ellas nudos, como si estuvieras tejiendo una cadena con un gancho y estambre, creo que es la forma más fácil de explicarlo; cuando ya hayas trenzado toda la tripa, la pones en una vaporera o en una olla de buen tamaño, las cubres con agua, es muy importante que sea agua purificada, quedan mejor, pues si le ponemos de la llave no sabemos qué agua sea, mejor agua totalmente limpia y purificada, le agregamos la cebolla partida en cuartos, el laurel, pimientas, sal y los ajos partidos por la mitad, la ponemos a cocinar por más o menos 2 horas y media, tapadas y a fuego bajo, el tiempo puede variar en realidad, de lo que se trata es que al sacar una trenza le introduzcas un tenedor y éste sin ejercer ninguna fuerza se clave muy suavemente en la carne, si ves que está medio dura todavía le falta, tiene que quedar muy suavecita, demasiado... puedes ponerla a cocer también si es tu gusto en la olla exprés, aunque lo común es en una olla tradicional, si la pones a cocinar en la de presión, tardará aproximadamente una hora cocinándose cuando esté la válvula sonando, le bajas el fuego y la dejas así, cuando pase el tiempo la abres bajo el chorro del agua fría o te esperas a que libere toda la presión.
Al estar listas las tripas, hay que retirarlas del caldo, y éste te puede servir para cocinar Mondongo, que es un caldo cuya base es precisamente el caldo de tripita de res, y lleva otros ingredientes, como si fuera un caldo de cocido tradicional mexicano, sólo que éste es un tanto más condimentado, pues lleva mucha variedad de hierbas de olor y achiote, también una gran variedad de verduras, en fin, puedes aprovechar el caldo de esa manera, pero debo decirte que tiene su chiste realizar el Mondongo, no es cualquier caldo, lleva cierto trabajo, generalmente se cocina un día después de que se preparó el caldo de tripita, de hecho lo cocinan de distinta manera en muchos lugares, y la verdad es que no me atrevo a hablar mucho del tema, pues tiene mucho tiempo que no lo cocino, espero pronto darles la sorpresa y mostrarles cómo se hace... por lo menos mi versión... 
Pero volviendo a la receta, cuando ya has retirado las trenzas de tripita del caldo que ya están extremadamente suavecitas, tienes que poner a calentar un disco, o una sartén con un poquitín de aceite, cuando ya está a buena temperatura, pon a dorar por todos lados las trenzas de tripita, cuando veas que ya tienen un hermoso color dorado por todas partes, es momento de picarlas un poco y de servirlas sobre tortillas calientitas, y no olvides todos los complementos para que te sepa espectacular el taco, como lo son la cebolla, el cilantro finamente picados, la salsa de tu elección y el limón, muy importante, y listo... hay personas a las que no les gustan tan doraditas, en es caso, es tu elección, puedes darles sólo una pasada en manteca caliente por todos lados, y enseguida servirlos, o bien, como te comento, que en lo personal me gustan más, con ese hermoso color dorado, pero no olvides que debes comerlo pronto, pues frío no sabe rico... qué les parece? ojalá y se animen a preparar esta receta, que la verdad implica un poco de esfuerzo y tiempo, pero créanme que valdrá la pena el resultado... 

Dame tu voto en HispaBloggers!