miércoles, 19 de marzo de 2014

Torrejas, Torrijas o Pan Francés

Pan Francés

Esta receta realmente es muy simple, pero llena de sabor, cuando era pequeña me encantaba que me la preparara mi mamá, y siempre la bañaba con miel de maple, mermelada, dulce de leche, leche condensada, frutas, o simplemente con azúcar y canela, es un deleite, en algunos lugares se le llama pan francés, en otros torrejas, o torrijas, aunque existen muchas versiones o variedades en esta misma receta, entre las que más me gustan se encuentra ésta y una en la que preparas una miel o jarabe dulce, un almíbar y sumerges el delicioso pan rebosado, en fin, variantes muchas, en esta ocasión les comparto ésta, espero que les guste, a mi pequeña le encanta, con lo que sea, siempre y cuando sea algo dulce... a veces le gusta que le agregue nueces o almendras tostadas, todo depende del humor con el que esté, pero de cualquier forma le encantan... 
Ingredientes: 
6 rebanadas de Pan de caja o pan rebanado
2 Huevos enteros 
Canela en polvo al gusto 
1/4 Taza de leche
Mantequilla la necesaria
Para acompañar leche condensada, miel de maple, mermelada, dulce de leche, fruta, jarabe de fruta, etcétera, lo que sea tu gusto.
Procedimiento: 
Se baten los huevos con la leche y la canela, un poco no es necesario un gran batido, calentamos una sartén con un poco de mantequilla al fuego, no muy alto, y cuando esté caliente pasamos las rebanadas de pan por el batido de huevo y leche y lo doramos en la mantequilla, debemos hacer esto de pan en pan, o en una sartén grande, pero no quieras poner el pan todo en un solo momento en el batido de huevo, pues se remojará en exceso y se te romperá, de uno en uno, poco a poco, si vas a cocinar todos los panes al mismo tiempo en una sartén grande los vas pasando por el huevo de cualquier forma de uno a uno, cuando estén dorados de un lado los volteas y están listos para servir, con lo que más te guste, puedes también realizar una salsa con leche, canela y azúcar que pondrás a cocinar hasta que la canela suelte el hervor y se espese un poco, a fuego bajo y moviendo constantemente para que la leche no se pegue en el fondo del cazo, y con esta salsita puedes bañar las torrejas y dejarlas reposar un rato para que se embeban bien y verás qué deliciosas quedan, son un placer hasta con azúcar y canela solamente, o con la leche condensada, bueno qué les puedo decir, a mi me gusta dejarlas un rato a que la leche se absorba bien y quedan riquísimas...