viernes, 25 de abril de 2014

Crema de Cebolla

Crema de Cebolla
Esta receta para mi, además de deliciosa, es un gran recuerdo, pues cuando era pequeña y la preparaban, creo que era lo único que comía, recuerdo que pedía que me sirvieran una y otra vez y era lo único que comía ese día, tal vez sea por ese sabor un tanto dulzón que a muchos niños les encanta, pues en realidad no tiene un sabor fuerte, es más bien delicado, lo único con lo que me he topado con algunas personas que comentan que no les gusta es la sensación de encontrarse con un trozo de cebolla, por eso, si ese es el caso, puedes licuarla por completo para que quede tersa, pero con ese delicioso sabor, espero que sea de su agrado... pues es una receta muy sencilla, que lleva muy pocos ingredientes, y que tiene un sabor espectacular y que para mi, en lo personal, me traslada a mi infancia, es de esos sabores que tienen ese poder y me hacen sentir bien, me reconfortan... es maravillosa esta crema de cebolla para mi... 
Ingredientes: 
1/2 Cebolla blanca fileteada finamente
2 Cucharadas de mantequilla 
2 Cucharadas de fécula de maíz o de harina o de harina de arroz
3 Tazas de Leche 
Caldo de pollo el necesario 
Sal y pimienta al gusto
Nuez Moscada en polvo al gusto
Procedimiento: 
Fileteamos muy finamente la cebolla, fundimos la mantequilla en una cacerola y agregamos la cebolla, la dejamos acitronar y cuando veamos que se ha puesto transparente la espolvoreamos con la fécula de maíz, yo prefiero utilizar ésta, pero cuando no tenemos podemos usar harina de arroz o harina de trigo, en ese orden; procuramos que toda la cebolla se impregne bien de la fécula de maíz y agregamos de poco en poco la leche, sin dejar de mover, para que se disuelva bien, si no quedarán grumos y eso no será agradable, sobre todo si le dejarás los trocitos de cebolla, pero si la licúas, no te preocupes, se trata de hacer una especie de bechamel con sabor a cebolla, sólo que un poco menos espesa, con consistencia de crema, así es que bien puedes licuarla completa, esa será tu elección, no olvides sazonar al gusto con sal, pimienta y la nuez moscada, agrega el caldo de pollo necesario hasta que tenga la consistencia deseada y deja que se cocine un poco sin dejar de mover, pues se puede pegar al fondo, y listo!! tendrás una deliciosa crema de cebolla, con un sabor delicado y dulzón, puedes acompañarla con unos trocitos de pan, unos crutones o galletas de soda, simplemente deliciosa!!