lunes, 5 de mayo de 2014

Empanadas de Hojaldre rellenas de fresa

Empanadas de Hojaldre dulces

Estas empanaditas son muy sencillas de preparar, sólo basta tener la pasta de hojaldre disponible... no nos meteremos ahora en la forma de preparar esta masa, pues la verdad si tiene su chiste, pues tiene mucho trabajo, ya que hay que extender varias veces y doblar de cierta manera cierta cantidad de ocasiones, que cuando la terminamos de hacer, creo que mejor la utilizamos otro día, de lo cansadas que terminamos, además de que debe de estar bien fría para que el pan quede como debe de ser, pues debe de quedar crujiente, si metemos la masa al horno y ésta está caliente o a temperatura ambiente, grave error, nos quedará muy feo lo que hagamos, pues la mantequilla se saldrá y no dorará para nada las capas de masa, por eso hay que ser pacientes con esta masa y por lo pronto, utilizaremos la comercial, sólo tenemos que recordar eso, que no esté a temperatura ambiente, que después de que formemos el pan deseado, metamos la charola unos 10 minutos al refrigerador para que vuelva a enfriarse, pues con la manipulación de nuestras manos al formar el pan, la habremos calentado, ese es el único secreto que tiene esta masa, por lo demás, siempre es conveniente barnizarla con huevo y si es dulce la preparación espolvorearle un poco de azúcar común encima para que quede cristalizada... estas empanaditas las puedes rellenar de cualquier cosa, en esta ocasión fue con simple mermelada de fresa, pero bien puede ser de queso crema, dulce de leche, nutella, fruta confitada, en fin...
Ingredientes:
Pasta de Hojaldre
Mermelada de fresa o diversos rellenos
Yema batida para barnizar, cantidad necesaria
Azúcar para espolvorear
Procedimiento:
Enharinamos una superficie y el rodillo también, y extendemos la masa, tratando de manipularla lo menos posible con las manos, sólo es aplanarla, la dejamos delgada como de 5 milímetros y cortamos círculos pequeños, colocamos un poco de relleno y doblamos, nos ayudamos con un poco de yema batida para pegar los bordes y colocamos en la charola, que estará cubierta con papel encerado o un poco engrasada, barnizamos con yema encima de la empanadita y espolvoreamos un poco de azúcar, cuando hayamos llenado toda la charola, la metemos al refrigerador por 10 minutos aproximadamente, esto es para que la masa vuelva a enfriarse, este paso es muy importante, no lo olviden, pasado este tiempo, horneamos a 175° Centígrados o hasta que las empanaditas estén doraditas por fuera y veamos que se han esponjado.
Son una verdadera delicia para acompañar nieves o para el cafecito o el té de la tarde...


Dame tu voto en HispaBloggers!