martes, 24 de junio de 2014

Churros

Churros
En las tardes lluviosas cómo se antoja algo dulce verdad? yo no sé por qué razón, pero siempre me pasa, y hasta un chocolatito caliente, bien espumado con un molinillo, y los churros bañados con chocolate o cajeta o qué tal con leche condensada? definitivamente toda una delicia... esta receta es muy sencilla de realizar sólo tiene algunos consejos para que los resultados sean óptimos, al final te quedarán unos deliciosos churros muy suaves, es una masa que en realidad no tiene sabor, por lo que el azúcar y la canela le darán un delicioso toque, y si los acompañas además como te comenté con cajeta, chocolate o leche condensada, pues qué te puedo decir, quedarán también deliciosos... no esperes la clásica masa de los churros mexicanos, pues es un poco más consistente, en realidad estos churros quedan crujientes por fuera pero suaves por dentro... 

Ingredientes: 
2 Tazas de Harina de trigo 
2 Tazas de agua
1 pizca de sal
1 barrita de mantequilla 
Aceite vegetal para freír el necesario 
Azúcar para espolvorear 
Canela en polvo para espolvorear 

Procedimiento: 
Calentamos el agua con la mantequilla y esperamos a que hierva y se funda la mantequilla. 

Colocamos el harina con la pizca de sal en un bowl y vaciamos el agua hirviendo con la mantequilla fundida, movemos con cuidado pues recuerda que está caliente el agua, pero tienes que incorporar el agua al harina de forma rápida pues de lo contrario se harán grumos, es importante que lo hagas con una pala de madera. 

Cuando veas que obtuviste una masa homogénea, pero con la consistencia de puré de papa o de masa para galletas, estará lista. Sólo que caliente, de hecho debe de estar caliente al momento de formar los churros, así será más manejable. 

Cuando estés batiendo la masa, procura poner a calentar el aceite, puedes hacerlo en una freidora, o bien, en una cacerola. 

Vacía la mezcla en una duya, o si no tienes, puedes utilizar una bolsa de plástico, sólo asegúrate de que sea un plástico grueso, le haces un corte pequeño en una esquina y listo... ya tendrás tiempo de conseguir una duya, pero por lo pronto, que no te detenga el no tenerla para que prepares estos ricos churros. 

Pues sigamos con la receta, cuando el aceite ya está caliente, en su punto para freír, es momento de ir colocando los churros, yo los voy dejando caer, pues la masa es tan suave que no puedes colocarlos en una superficie de papel ni nada por el estilo, pues se pegan con facilidad, de hecho se pegan con facilidad unos a otros, y yo no sé porque se atraen, jeje, que hay que estarlos despegando, así es que te recomiendo que sólo dejes caer de dos en dos los churros, hazlos del largo que desees, pero te recomiendo que no los hagas muy largos, pues así no será tan sencillo manipularlos. 

Espera a que se doren completamente por todos lados y sácalos del aceite, colócalos en un papel absorbente. 

Ten listo un plato extendido con el azúcar y canela mezclados listo para que pases por esta mezcla cada churro, hasta que queden todos cubiertos, listo!! los colocas en un platón con cajeta, jarabe de chocolate o leche condensada lista para servirles. 

Ah! y no olvides una rica taza de Chocolate Molinillo calientito... 

Lo olvidaba... puedes darle sabor si así lo deseas a la masa, sólo tienes que incorporar un poco de vainilla, o ralladura de naranja o limón... eso le dará un rico toque de sabor...