lunes, 28 de julio de 2014

Carlota de Limón

Carlota de Limón
Una rica Carlota de Limón, eso es lo que me dijo mi pequeña que quería que cocináramos, pues he de decirles que es uno de los platillos que en el jardín de infantes cocina muy a menudo, y ella quería preparar uno en la casa para ofrecer a todos, así es que nos pusimos a trabajar... 

Estaba encantada cocinándolo y al terminarlo a cada ratito me preguntaba si ya estaba listo, pues recuerden que debe refrigerarse un tiempo para que quede listo!! 

Creo que fue la espera más larga de su vida, pues se la pasó abriendo la nevera, y lo malo fue que lo preparamos en la noche del viernes y hasta el sábado por la mañana estuvo en su punto para partirlo, pero ¡cómo lo disfrutó!, y a todos les quería servir... aquí la receta, como podrán darse cuenta es una receta muy básica y muy sencilla de hacer, pero con un rico sabor, existen variantes pues se puede hacer con piña, duraznos, en fin, agregarle leche de coco, en lugar de limón, en fin... hay muchas maneras de preparar un postre similar que quede delicioso... 

Ingredientes: 
1 Lata de Leche Condensada 
1 Lata de Leche Evaporada 
1/2 Taza de jugo de limón 
2 Paquetes de Galletas Marías o Vainillas 
Nueces y cerezas para adornar 

Procedimiento: 
Licuamos las dos leches juntas, cuando veamos que se esponjaron con la ayuda de la licuadora, vamos agregando el jugo de limón de chorrito, como si hiciéramos mayonesa, así evitaríamos que se corten las leches y nos quede líquido, así es que ésta es la mejor manera, más si no tenemos mucha experiencia batiendo a mano, pues lo podemos cortar igualmente. Éste es el único secreto de esta receta, licuar las leches muy bien y esponjarlas y de chorrito agregar el jugo de limón, cuiden que al jugo de limón no se le hayan ido semillitas para que no amargue, y al momento de exprimirlos, no apretar tanto para que el zumo de la cáscara no le dé un sabor que no nos agrade mucho.... 

Otra forma en la que podemos lograr que las leches esponjen y le quede una rica textura es enfriando la leche evaporada unas horas antes y entonces proceder a licuarla. 

Cuando tengamos lista esta salsita de limón y leches, colocamos una capa de galletas en el fondo de un refractario y bañamos con un poco de salsa, colocamos otra capa de galletas y bañamos con más salsa, y así sucesivamente, aquí es en donde podemos variar un poco la receta de la carlota de limón, pues le podemos colocar nueces picadas toscamente entre capa y capa y quedará muy rica. 

Si quieren cambiarle el sabor pueden hacerla con piñas en almíbar, utilizando el almíbar, licuándolo con las leches y le pueden agregar un poco de crema de coco, queda muy rico, y hacen el mismo procedimiento, galletas, salsa, pero aquí le colocan piñas picaditas finamente, nueces, galletas, salsa, piñas, nueces, y así sucesivamente, tienen que terminar en salsa con nueces y piña. Pueden incluso agregarle un paquete de queso crema a la mezcla y le da un sabor más cremoso... 

Cuando tenemos armada la carlota, hay que tapar y refrigerar, yo prefiero un día, pero no es necesario tanto tiempo, con unas cuantas horas basta, la idea es que las galletas se remojen con la salsa, se suavicen y terminen siendo el cuerpo del pastel. 

Yo lo adorno hasta un momento antes de servir, pues ya está firme la mezcla. Queda muy rico... como verán además, esta receta la pueden preparar con la ayuda de sus pequeños, se divertirán y se sentirán útiles... es genial... espero que la disfruten...