domingo, 31 de agosto de 2014

Adobo (otra versión)

adobo de res
Me encanta el adobo, creo que es uno de los platillos del diario que me recuerdan mucho a mi madre, es un sabor de mi infancia, y me encanta hacerlo con algunas variantes, sé que les he compartido ya otras 2 versiones, ésta es básicamente igual, sólo que le agrego unas pasitas a la salsa (adobo) para que le den un toque dulzón, y una rica textura, me encanta, espero que a ustedes también... 

Ingredientes: 
600 gramos de Carne de Res en trocitos 
1 diente de ajo 
1 trocito de cebolla
1 hoja de laurel
Sal al gusto 
1 Raja de canela 
4 chiles guajillo o anchos, también llamados mirasol 
1 papa cocida 
1/4 taza de vinagre blanco 
50 gramos de Pasas de Uva 
2 clavos de olor 
1 cucharadita de manteca de cerdo 
Totopos de Maíz para servir 

Procedimiento: 
adobo


Ponemos a cocer la carne de res con el diente de ajo, un trocito de cebolla, la hoja de laurel y un poco de sal, recuerden retirar las impurezas al caldo, ya que ahí es en donde se juntan todas las toxinas, las impurezas se acumulan en la espuma que se forma cuando ponemos a hervir la carne, hay que retirarlas siempre. 

En otra ollita ponemos a hervir los chiles, el chile guajillo viene siendo la chilaca seca, que se vuelve roja, éste no es picoso. Pero de cualquier manera conviene abrirlos y retirarles las semillas y las venas antes de ponerlos a hervir; si utilizan chile ancho o mirasol, éste es el chile poblano seco, y es un poco más picoso, así es que ustedes decidan qué sabor le quieren dar al adobo si picosito o sólo un saborcito rico del chile tan maravilloso que es el guajillo. 

Cuando el chile está suavecito, lo colocamos en la licuadora junto con las especias, la canela, clavos de olor, el vinagre y agregamos las pasas de uva. Licuamos todo perfectamente. 

Cuando tengamos lista la carne y el adobo licuado, calentamos la manteca de cerdo en una cacerola y colamos encima el adobo, con mucho cuidado, si notamos que necesitamos líquido, agregamos un poco de agua o un poco de caldo, para poder colar más fácilmente la salsa, el bagazo lo desechamos. 

La dejamos cocinar un poco con la manteca hasta que se ponga chinita, y es momento de agregar la carne picadita y cocida, la papa cocida también y bien picadita, sazonamos con sal al gusto y dejamos cocinar un tiempo, se trata que se sazone perfectamente y que lo sabores se integren y sean absorbidos por la carne y las papas. 

Cuando esté listo servimos con un rico arroz rojo (o blanco) los totopos de maíz y un poco de nopales cocidos, en realidad no necesitan más, incluso pueden colocar los nopales un ratito en la cocción para tomen el sabor del delicioso adobo. 

Qué tal eh? verdad que simple y delicioso?