lunes, 11 de agosto de 2014

Rajas con Queso Cheddar



Rajas de poblano con queso amarillo

Las Rajas de Chile poblano se pueden preparar de múltiples maneras, son ideales para una taquiza, o para rellenar gorditas, burritos, pasta de hojaldre y preparar unas ricas empanadas, agregarles pollo y verás qué delicia!! 

Pues el día de hoy se nos antojaron con queso cheddar, desde hace muchos años se las preparo de esta manera, resultan con un sabor distinto al de siempre, un poco más cremosas y deliciosas!! Qué les parece? el día que las cociné, dividí la cantidad de rajas y unas las hice de la forma tradicional, es decir, con crema únicamente, y la otra mitad con queso cheddar, y cuáles creen que fueron las que volaron?? pues las de queso cheddar, les encantan, supongo que es porque saben deliciosas y le varía uno a la forma más común de prepararlas... aunque la verdad les confieso que a mi me gustan las dos preparaciones...y mucho... 

Como recordarán, hace unos días les refresqué la memoria con las rajas a la crema, pues esta versión prácticamente se cocina igual, sólo al final se le agrega un poco de queso cheddar, yo prefiero utilizar el untable, no el de nachos, o que está más líquido, sino el que es untable que viene en un frasquito, les da mejor sabor, aunque si no consiguen no se preocupen, prepárenlas con el que consigan, pero en cuanto lo logren conseguir háganlas... 

Ingredientes:
4 Chiles Poblanos lavados, abiertos, sin el cabito y sin semillas ni venas (para quitar lo picoso) 
4 cucharadas de crema de leche (cualquier marca no se compliquen, la que a ustedes les guste) 
5 cucharadas de queso amarillo untable, está bien les daré la marca exacta... (Cheez whiz de Karft)
Cebolla al gusto fileteada finita 
Un poco de aceite de oliva 
Un poco de mantequilla sólo para darle un rico sabor 
Elotito desgranado de lata al gusto 
Sal y pimienta al gusto 

Rajas de chile poblano cómo partirlas

Procedimiento: 
En la imagen les muestro la forma en la que pueden picar las rajas de manera que se cocinen mejor, así como la forma en la que yo limpio los  chiles cuando los cocinaré de esta forma, porque como se acordarán, generalmente se asan, se dejan sudando en una bolsa y se les retira el pellejito tatemado, se limpian por dentro y se rebanan en rajitas, ya se que es la forma común de preparar el chile poblano, yo creo que a veces a las personas se les hace muy laborioso y mejor no lo utilizan, aunque les guste, y de lo que se pierden en verdad.

Si notan en la imagen superior de la esquina derecha, yo les saco el cabito con la ayuda de un cuchillo, eso me ayudara a sacar la mayor cantidad de semillitas. 

Como segundo paso procedo a abrirlo a la mitad, noten que tiene muchas semillas y las venas, todo eso es lo picoso, les recomiendo que utilicen guantes para no enchilarse las manos, y si lo olvidan, pueden aliviarlas con un poco de agua con limón, eso les ayudará, no les recomiendo que se toquen la cara después, pues a veces se enchila, jiji.... y eso que el chile poblano no es tan picoso, pero en ocasiones sale bravo. 

Hay que retirar las semillas y las venas, si desean que no salgan picosas las rajas. Si les gustan bravas, sólo retiren las semillas, que esas sí son molestas. 

Cortamos los chile en rajas finitas, a todo lo largo, es conveniente que queden delgaditas, ya que eso hará que se cocinen mejor y que queden suavecitas. 

Cuando tengamos todos chiles limpios y bien cortados en rajitas, fileteamos un poco de cebolla, la que le quieras agregar, a mi familia no le agrada mucho, así es que yo le pongo poquita, como un cuarto de cebolla bien fileteada. 

rajas con cheddar


Calentamos una sartén con un poco de aceite de oliva y un cuadrito de mantequilla, para darle sabor, agregamos la cebolla y acitronamos (hasta que esté transparente), agregamos las rajas de chile y mezclamos, dejamos cocinar a fuego bajito moviendo constantemente, hasta que se cocinen, notarán que al principio parecían ser más y después se van reduciendo, haciendo chiquitas, pues se van deshidratando y se van haciendo suavecitas. 

Cuando notemos que están muy suavecitas y se han reducido, es momento de agregar la crema y el queso, mezclamos todo muy bien, hasta formar una salsita que impregne todas las rajas, y agregamos los elotitos drenados, al gusto, si no desean agregarles no se preocupen, quedan igual de ricas. 

Sazonamos todo muy bien, con sal y pimienta al gusto, recuerden que el queso ya tiene sal, por lo que sean precavidos y agreguen la sal con cuidado. 

Cocinen un poco hasta formar una mezcla cremosa y deliciosa!! 

Listo!! a degustar con unas ricas tortillas de harina, gorditas, tanto de maíz como de harina, tortillas de harina para complementar una rica taquiza, y como les comentaba a mi me gusta utilizarlas con pasta de  hojaldre, con o sin pollo, y verán qué ricas quedan. 

Recuerdo que las primeras veces que preparé las rajas de esta manera estaba recién casada, a mi marido le encantaban,  ¡cómo me sacaban de apuros! posteriormente a mis hijas les fueron gustando y las disfrutan mucho, aún la pequeña... en verdad es una receta muy rica, fácil y que podrán utilizar de distintas maneras.