miércoles, 10 de septiembre de 2014

Alambre de Res

Brocheta o alambre de res
Una deliciosa combinación, nadie lo puede negar, al sabor de los pimientos con tocino y carne de res, nadie puede resistirse!! 

Una mezcla muy fácil y rápida de sabores que te harán terminar la comida en un dos por tres, sólo hay que acompañar este delicioso platillo con un poco de arroz, frijoles refritos o alguna pasta de tu elección. 

Ingredientes:
Pimiento morrón amarillo al gusto cortado en rajitas 
Pimiento morrón verde  al gusto cortado en rajitas 
De haber tenido Pimiento Morrón Rojo (también le hubiera agregado) 
Y hasta del Naranja... 
Cebolla fileteada al gusto 
Bistec de Res picados en trocitos 
Sal y pimienta al gusto 
Tocino o Bacon de cerdo al gusto y picado
Ajo en polvo 

Procedimiento: 
Realmente no hay algo más sencillo, ya que esta combinación de sabores le dará un delicioso sabor a este guisado, no necesitarás nada más. 

Cocina juntos el tocino, la cebolla y los pimientos de colores, si no consigues de todos, no te preocupes, en realidad es sólo para darle color al platillo, pero bien puede ser sólo un color. Vamos a aprovechar la grasa que ya contiene el tocino, así no agregaremos de más, recuerden que no necesitamos abusar del aceite, y en muchos casos no se necesita en mayor cantidad, éste es uno de ellos. De hecho ni lo utilizamos aquí, obtendremos la grasa necesaria para cocinar del tocino. 

Cuando están un poco suaves las verduras y el tocino, agregamos la carne picada en cuadritos pequeños y sazonamos con sal, pimienta, ajo en polvo y si tuviéramos sal ahumada qué mejor, le agregamos un poco, aunque el tocino le dará este rico sabor ahumado, si contamos con sal ahumada será más intenso el sabor. 

Dejamos cocinar todo, moviendo constantemente, y cuando veamos que la carne está completamente cocida y las verduras están un poco más suaves, es el momento de apagar el fuego y servir. En realidad son sólo unos minutos. 

Puedes acompañar este sencillo plato con arroz, del color que tengas o se te antoje, con un poco de pasta de tu elección o con unos ricos frijolitos refritos, pero eso sí, dispón en la mesa una ricas tortillas de harina o de maíz, si prefieres no agregar más calorías, entonces solito sabrá delicioso.... en realidad es muy rico, fácil, práctico, en fin, tiene muchas ventajas. 

En esta ocasión a mi se me ocurrió servirlo con una pasta de queso cheddar y un hongo portobello relleno de salsa de tomate y queso, fue una delicia... y se me olvidaron las tortillas... jeje... suele suceder, pero nadie las extrañó. 

alambre o brocheta de res