martes, 2 de septiembre de 2014

Basbousa (Dulce de Sémola de Trigo amielado)

Dulce de Sémola de Trigo amielado (cuscús)

Estos dulces me encantan, en verdad para mi son una delicia, y creo que no solo para mi, a mi familia le encantan, hace mucho tiempo que no los preparaba, pero un muy buen amigo me los recordó, lo curioso es que es una de esas recetas que había estado rondando mi cabeza desde hace tiempo, sólo que no tenía Sémola de Trigo o mejor dicho Cuscús, ya que es el ingrediente principal en esta receta, y siempre que iba a lugares cercanos de la tienda donde sé que la venden, por alguna extraña razón lo olvidaba y  me pasaba de largo, recordaba cuando ya llegaba a la casa, así es que se pasaron los días y creo que hasta los meses y nada, no lo podía preparar. 

Cuando por fin compré la sémola, la tuve guardada por otros quince días, pues siempre sucedía algo que me impedía hacer esta deliciosa receta, total que se dieron a desear, hasta que por fin, hace unos días se las preparé, lo logré, y quedaron deliciosos!!! o será que ya estábamos desesperados por comerlos? 

De hecho esta receta es de origen Egipcio, aunque aquí en donde yo vivo es común encontrar estos deliciosos rombos con su ya tradicional almendra encima, en donde venden Dulces Árabes, hay distintas formas de prepararlos, ya que algunas recetas llevan más ingredientes que otras, y el almíbar puede ser con ciertos sabores, se les puede agregar canela en raja, o agua de azahar, incluso agua de rosas, y ésto le dará un sabor y aroma distinto a cada panecillo. 

Ingredientes: 
1/2 kilo de Sémola de Trigo o Cuscús 
3 Tazas de Yogur naturale (no dulce) del que no tiene nada añadido, es un poco ácido 
1 cucharadita de Bicarbonato de Sodio 
2 Cucharadas de harina de Trigo 
3/4 Taza de mantequilla fundida (2 barritas de 90 gramos aproximadamente) 
1 Cucharadita de Vainilla 
2 Cucharadas de Coco rallado finamente 
1 Taza de azúcar 
Almendras sin piel las necesarias 

Para la Miel: 
1/2 Taza de agua 
1 Taza de azúcar 
El jugo de 1 limón 
Puedes añadir para variar el sabor de vez en cuando: canela en raja, o agua de rosas, o agua de azahar. 

Procedimiento: 
proceso basbousa

Comenzaré comentándoles que no vayan a utilizar Semolina, ya que viene molida, es indispensable que sea el cuscús, puede estar medio trozado pero nunca molido como la Semolina, que es una harina de trigo duro que se utiliza para preparar algunos panes. Sé que el Cuscús no es muy económico aquí en donde vivo, pues generalmente lo venden en cajita, no es tan económica pero vale la pena preparar el postre como debe de ser. 

Entrando a la forma de preparación, sólo basta mezclar los ingredientes, primero los secos con la sémola, y posteriormente integramos la mantequilla, el yogur y la vainilla (puedes omitirla) a mi me gusta el sabor que le da. 

Tenemos que formar una mezcla un tanto espesa. Pero debes de vaciarla pronto sobre el molde en el que la vayas a hornear, debes de engrasarlo previamente con un poco más de mantequilla, puedes utilizar un molde de metal o uno de vidrio o cerámica. 

A mi no me gusta que quede muy alta, prefiero los trocitos no tan gruesos, toma en cuenta que no esponjará, es decir, a la altura a la que lo pongas, así quedará, con ese grosor. 

Cuando lo vacíes al molde, es buena idea utilizar una espátula húmeda con un poco de agua, para alisar la superficie y darle unos golpecitos al molde para que se asiente la mezcla. 

Debes dejar reposar la mezcla ya en el molde aproximadamente 45 minutos, o hasta que veas que comenzó a absorber la sémola el líquido de la mezcla y verás que comienza a hacerse un tanto seco. 

Cuando esto suceda, marca la superficie dibujando unos rombos del tamaño que tú elijas, no es necesario que partas hasta abajo la mezcla, sino sólo marcarla un poco de la superficie, debes colocarle a cada rombo la mitad de una almendra sin piel, ya te he comentado como hacerlo; aunque la verdad es que a mi me gusta ponerle la almendra entera. 

Ya en este punto, metemos al horno precalentado a 180° Centígrados hasta que se dore por completo la superficie, a veces es un poco tardado, dependiendo del horno que utilices. La idea es obtener unos rombos dorado hermoso. 

Cuando notes que están listos, los retiras del horno. 

Y preparemos el almíbar: 
Solamente mezclamos los ingredientes del almíbar, el agua, el azúcar y el jugo de limón, ese es el almíbar básico; pero puedes agregarle un poco de agua de azahar, o canela en raja, o agua de rosas, le da un rico sabor. Lo debemos dejar hervir moviendo de vez en cuando hasta que se obtenga una miel o jarabe. No tarda mucho tiempo, alrededor de 5 minutos. Apagamos el fuego y reservamos. 

Dulce de sémola (cuscús) con miel


Cuando ya tenemos lista la miel, y la Basbousa está completamente cocinada y dorada, con la ayuda de una brocha humedecemos el postre, procurando que todo se empape muy bien, entre más miel tenga más rico quedará... incluso si no lo consumen pronto, se irá resecando, si esto sucede, solo preparen un poco más de miel y vuelvan a bañarlo y listo!! queda delicioso!! son ideales para regalar, por ejemplo en Navidad, pues ya es hora de ir planeando los regalitos navideños.... 

Delicioso verdad?? Incluso si los consumen recién sacados del horno y bañados tendrán otra consistencia, otra textura un tanto crujiente, tal vez no les guste, pero si se esperan a la mañana siguiente, verán que los gránulos de sémola absorbieron la miel y se inflarán y se suavizarán más, lo que los hará suaves y deliciosos. 

Dulce de Sémola de Trigo con miel