viernes, 19 de septiembre de 2014

Enfrijoladas en Salsa de Chorizo

Enfrijoladas en Salsa de chorizo
Sé que hace algún tiempo les compartí un platillo que le encanta a mi pequeña, las "Enjijoladas" pues así les decía, prácticamente es la misma receta, sólo que en ésta los frijolitos tendrán un rico sabor a Chorizo, se les antoja? en verdad quedan muy ricas y es una variante que pueden utilizar... 

Ingredientes: 
Frijoles cocidos 
1 Trozo de chorizo de tu elección, pero que pierda su forma. 
Tortillas de Maíz 
Aceite el necesario 
Queso fresco o Chihuahua, asadero, manchego el que tú elijas. 
Crema 
Salsa Picosita de tu elección 

Procedimiento:
Frijoles refritos con chorizo

Vamos a comenzar preparando la salsa de chorizo, que en realidad son unos frijolitos cocidos a los que le hemos agregado un rico chorizo doradito, procurando que los frijolitos al momento de licuarlos queden un poco líquidos, es decir no espesos, aprovecharemos un poco de caldo. 

Comenzamos dorando el chorizo en una sartén y le agregamos los frijoles licuados con un poco de su caldo. Cocinamos un poco hasta que tomen consistencia y se sazonen bien, es decir, que el sabor del chorizo doradito los impregne, rectificamos la sazón y reservamos. 

Doramos unas tortillas de maíz un poco, no es necesario que queden crujientes, en realidad deben de quedar manejables, para que no se rompan al momento de doblar como quesadilla. Las colocamos en un papel absorbente y las vamos rellenando con rebanadas de queso de tu elección, de preferencia alguno fresco o el que te guste más. 

Colocamos las quesadillas sobre un plato y bañamos con la salsa de frijoles, la cual debe estar caliente, así terminará de fundir el queso y se servirá el plato a buena temperatura. 

Sólo nos resta espolvorear queso rallado, crema y salsa picosita de tu gusto, yo utilicé roja, la cual preparé escalfando los tomates para retirarles la piel, esto consiste en ponerlos a hervir con todo y piel  y hasta que se comience a levantar y sea fácil retirarla, yo le agrego ahí mismo el chile serrano al gusto, un trocito de cebolla y un pedacito de diente de ajo, cuando los tomates están listos para retirarles la piel se las quito y los coloco en la licuadora junto con la cebolla, ajo, chile y un poco de sal, si es necesario utiliza un poco de agua de la cocción y licúa. Te quedará una rica salsa y  muy fácil de hacer, que puedes tener el refrigerador lista para acompañar platillos como éste. Ah, por cierto, me gusta agregar unas gotitas de jugo sazonador o salsa de soya le da un rico sabor. 

Como verán es un platillo muy sencillo pero delicioso, creo que el chorizo le da un toque distinto y muy rico a la vez, y al agregarlo no necesitamos condimentar más, pues el chorizo le proporciona un gran sabor.