miércoles, 3 de septiembre de 2014

Muslos de Pollo a la Marinara

Muslos de Pollo en salsa marinara

Les he compartido ya la receta de la Salsa Marinara y les he comentado también lo versátil que es, pues podemos utilizarla de base para muchas recetas, al tenerla ya lista podemos preparar platillos como éste. 

Unos ricos muslos de pollo que bien puedes preparar en la olla exprés, en la de lento cocimiento o en una cacerola a fuego muy bajito... te aseguro que el resultado será delicioso, sólo hay que tener preparada la salsa marinara... 

Ingredientes. 
2 Tazas de Salsa Marinara
6 Muslos de pollo 
50 gramos de aceitunas sin hueso 
50 gramos de pasas de uva
1/2 Taza de Agua purificada 
Sal y Pimienta al Gusto 
1/2 Taza de Vino blanco (opcional)

Procedimiento:  
Se colocan en una olla (exprés, lento cocimiento o convencional) todos los ingredientes. Lo único que variará será el tiempo de cocción en cualquier olla que elijan: 

Olla Exprés: Ya con presión, sólo tarda 7 minutos. Cuando comience a sonar la olla, se le baja el fuego al mínimo y se cuenta 7 minutos. 

Olla de Lento Cocimiento: Se deja cocinar por 4 horas a temperatura baja, si deseas el pollo más suavecito, o que casi se deshaga, aumenta que en total sean 6 horas. 

Olla convencional: Calentamos la olla, sazonamos el pollo con sal y pimienta y lo sellamos con un poco de aceite de oliva, después colocamos el resto de los ingredientes, en este caso deberemos agregar media taza de agua más, y si vemos que es necesario durante la cocción agregaremos según se vaya necesitando, para que el pollo se alcance a cocinar bien y no se reseque. Debemos cocinarlo a fuego muy bajito todo el tiempo. 

Listo, en realidad es un pollo muy fácil, teniendo la salsa marinara que como les comento es muy versátil y deliciosa, cuando yo preparo siempre hago en gran cantidad y así puedo guardar en recipientes herméticos y congelarla, así tendré siempre disponible. Si la necesito utilizar sólo la bajo la refrigerador unas horas antes y listo. 

Les comentaba que pueden agregar vino blanco o no, en realidad es su elección, en unas ocasiones yo se los preparo con vino y en otras lo omito, y en verdad el sabor cambia, pero es delicioso de cualquiera de las dos formas. 

Puedes utilizar cualquier pieza de pollo, patas, muslos, en fin, el pollo partido en piezas, las puras pechugas con hueso, tu eliges. 

A mi me gusta servirlo con un rico arroz blanco o con un puré de papa, un pan baguette cortado en rodajas y es delicioso...