viernes, 26 de septiembre de 2014

Panquecitos de Manzana y Canela

Muffins apple & cinnamon

Unos panquecitos deliciosos, con una cubierta un poco crujiente, una miga húmeda con trocitos de manzana y un sabor espectacular a canela, suena bien verdad? 

Tenía muchísimos años que no preparaba estas delicias, la verdad es que creo que tengo tantas recetas, que en ocasiones olvido en dónde las archivé, y hace unos días mi esposo me dio una gran sorpresa!! quiso digitalizar todos mis recetarios, bueno las recetas que tengo escritas a mano, y se dio a la tarea de hacerlo, y entre recetas y recetas, apareció ésta, como diciendo: "cocíname, cocíname" jiji... y la verdad es que ésta era una de las favoritas de por lo menos mi marido, mi hija mayor y yo, ya que ni siquiera los había probado, hasta el día de hoy, mi hija de 13 años, y tanto ella, como la pequeña de 5, quedaron fascinadas con el sabor de estos deliciosos panquecitos. Yo no sé por qué razón se me había perdido esta receta, que la recordaba pero no la encontraba, se estaba dando a desear. 

Ellas el día de hoy no tuvieron clases, así es que se quedaron en casa, y antes de irme a trabajar, les dejé en su plato del desayuno esta rica sorpresa, cuando llegué de la oficina, me dijeron con mucha emoción: ¡qué ricos panquecitos!

Esas son el tipo de reacciones que a uno le llenan el corazón de alegría, y que te dicen que vale la pena el esfuerzo y el tiempo que empleas para cocinar cosas ricas para los tuyos. 

Lo malo de cocinar algo que les guste, es que se lo terminan rapidísimo, creo que se tarda uno más tiempo en cocinarlo que ellos en comerlo, jeje, y a volver a empezar, pero vale la pena. 

Creo que es una fortuna poder demostrar amor hacia los tuyos utilizando los dones que Dios nos da, habrá quienes su fuerte sea la costura, pues les demostrarán su cariño cociendo algo de su agrado, o un bello disfraz, o qué sé yo; o las mamás o hermanas a las que les gusta peinar y tienen esa facilidad, sorprenderán a los pequeñ@s, sobre todo si son niñas con unos peinados espectaculares, jeje, en fin, todos tenemos algún don, y creo que debemos utilizarlo de la mejor manera, y qué mejor que llenando de detalles a nuestras familias y a las personas que más queremos. 

Y pues a mí me gusta cocinar, y es la mejor manera que tengo de darle un pedacito de mi a todos, y es un gusto hacerlo, es hermoso ver las caras de agrado de las personas al comer mis platillos; además he notado que hay personas a las que ni siquiera les gusta cocinar, pero que al animarse a hacerlo, y ven que los resultados son del agrado de su familia, se animan a hacerlo y van disfrutando esa aventura, qué genial verdad? todos podemos aprender siempre algo, y tal vez comenzar a hacer algo que al final del día, nos agrade hacerlo y descubramos algún talento o don que nos ha sido dado, pero que no le habíamos dado la oportunidad de mostrarse. Anímense a hacer cosas distintas, tal vez algo nuevo surja y los haga inmensamente felices. 

Oh! me perdí, pensé que ya les había dado la receta, pero me doy cuenta que no es así, estaba tan inspirada... en fin, aquí les va: 

Ingredientes: 
1 1/2 taza de Harina de trigo
1 taza de Azúcar 
100 Gramos de Mantequilla suave 
1 Huevo 
1 Cucharadita de Polvo para hornear 
1/2 Cucharadita de Sal 
1/4 Cucharadita de Bicarbonato de sodio
1 Cucharadita de vainilla 
2 Tazas de Manzana sin piel y picada en cubitos pequeños 

Para la cubierta: 
1 1/2 Cucharadita de Azúcar 
1/4 Cucharadita de Canela en polvo 

Azúcar glas para espolvorear al final (decorar) 

Procedimiento: 
Panquecitos de Manzana y Canela proceso

Primero necesitamos acremar la mantequilla, procuren que quede bien esponjada, para que los panquecitos queden así, muy esponjosos, si no tienen la mantequilla a temperatura ambiente, y está muy fría, lo mejor es que la metan sin envoltura dentro de un recipiente al microondas y la calienten sólo por unos pocos segundos, para facilitar el batido. 

Cuando la mantequilla ya esté bien acremada, agregamos el azúcar y batimos otra vez, hasta que esponje todavía un poco más y  se integre completamente el azúcar. 

Al lograr ésto, es momento de agregar el huevo y volver a batir muy bien, hasta que se integre mejor y tenga una linda textura el batido, y entonces añadimos la vainilla, batimos nuevamente y reservamos. 

Ahora es momento de cernir el harina junto con todos los ingredientes secos, es decir, el bicarbonato, la sal y el polvo para hornear, y apartamos esta mezcla. 

Picamos entonces las manzanas en cubitos pequeños y es momento de integrar todo, yo acostumbro primero agregar el harina cernida y mezclar bien, con la batidora, no queda una mezcla muy suelta, en realidad queda medio espesa, pero así está bien, cuando la hayamos integrado, lo que en realidad es muy rápido, pues no necesita tanto batido, agregamos las manzanas picadas, mezclamos bien, y listo!! 

muffins de manzana y canela


Ahora hay que vaciar la mezcla en capacillos de silicón o de papel, o bien, en moldes para muffin, si utilizamos moldes metálicos, tendremos que engrasar y enharinar un poco cada uno de ellos. 

Yo prefiero no rellenarlos tanto, unas tres cuartas partes del molde sera perfecto. Cuando hayamos llenado todos los moldecitos, procedemos a colocarles la escarcha, ésta se le preparará mezclando la cucharadita y media de azúcar con el cuarto de cucharadita de canela en polvo, sólo hay que espolvorear un poco sobre cada panquecito, en verdad quedarán muy dulces, ya que llevan mucha azúcar en su preparación, por lo que pueden reducir un poco la cantidad, yo le pondría 3/4 de taza, o bien, omito el azúcar glas de la decoración final, pero no reduzcan la cantidad de azúcar que se mezcla con la canela, ya que ésta le dará consistencia crujiente al panquecito. 

Cuando tengamos bien espolvoreados los panquecitos sin hornear de azúcar mezclada con canela, es momento de meterlos al horno, el cual deberá estar precalentado y con una temperatura de 175° Centígrados. 

Los dejamos cocinar hasta que la mezcla esté totalmente cocinada, lo sabrás si introduces un palillo de dientes al centro de un panquecito y aquél sale limpio, alrededor de 20 minutos. 

Los dejamos enfriar un poco antes de esplvorear el azúcar glas y listo... a disfrutar con una rica taza de café, con un vaso de leche o un rico té del sabor que más agrade. 

En verdad que quedaron espectaculares, o será que los preparé con la súper batidora que me regaló mi papa?, creo que esa fue la dosis extra de cariño y amor que tiene esta receta, y lo que tal vez hizo que quedaran deliciosos estos panquecitos... gracias Papi!!