viernes, 24 de octubre de 2014

Pollo Asado al Limón y Tomillo

Pollo Asado al Limón y Tomillo

Un platillo delicioso!! fácil de preparar, aunque no lo crean, y además les puedo decir que a todos les encanta, si llegara a ser el caso que les quedara un poquito, que la verdad creo que es difícil, debido a que este pollo tiene un rico sabor suave y queda muy jugoso, así es que si les llegase a sobrar un poco, sólo hay que desmenuzarlo y preparar unas ricas flautas de pollo, verán que bien quedan... 

Pollo Asado al limón y tomillo

A mi pequeña le encanta que se lo sirva de esta manera, con unas ricas papas doradas con un poco de pimentón o páprika, unas verduras al vapor y su patita de pollo doradita y llena de sabor... 

Ingredientes: 
Muslos y Piernas (cantidad deseada) lavados y secos con papel absorbente 
1/4 Taza de Aceite de Oliva 
2 dientes de ajo bien picaditos 
Tomillo seco al gusto (sólo las hojitas)
Sal y Pimienta al gusto 
2 Limones (jugo) 

Para hornear: 
1 a 2 tazas de vino blanco 

Procedimiento: 
Pollo asado al limón y tomillo

Es muy sencillo de preparar este delicioso Pollo, sólo hay que lavar muy bien las piezas de pollo y secarlas por todas partes con un papel absorbente. 

En un recipiente mezclamos todos los ingredientes, a excepción del vino blanco. Con esta mezcla pincelamos el pollo por todos lados, cuando era pequeña me enseñaron que le levantara el pellejito al pollo y barnizara muy bien ahí también entre la piel y el pellejito, así quedaría crujiente y lleno de sabor; la  verdad es que la mayoría de las veces procuro retirar el pellejito del pollo, pues es pura grasa y tengo entendido que es en donde se acumulan todas las toxinas y todos los productos que les dan a los pollos para que crezcan rápidamente, sé que lo que a muchas personas les gusta es la grasita, pues en verdad es lo que le da un rico sabor a la carne, pero mejor cuidarnos un poquito y sólo de vez en cuando darnos el gusto. 

Debemos pincelar muy bien todo el pollo, por arriba, por abajo y entre la carne y el pellejito. Lo colocamos sobre una charola para hornear, que tenga bordes para que no se derrame el líquido, o bien, en un refractario y vertemos el vino blanco encima del pollo, y a hornearlo a 150° C hasta que veamos que está perfectamente dorado y que la carne está totalmente cocida, pero sin resecarse. 

Se debe de cocinar lentamente para que así el pollo tome sabor y alcance a cocinarse por dentro, verán que queda jugoso y doradito además. 

Cuando el pollo esté listo, notarán que les quedará líquido en el fondo, entre grasita del mismo pollo, y todos los sabores que éste ha soltado, vino blanco y un poco de especias; pues con estos líquidos se podrá hacer un rico gravy con el que puedes acompañar este pollo, aunque en verdad no le hace falta ningún acompañamiento, es una lástima no aprovechar tanto sabor. 

Lo único que hay que hacer es dorar un poco de fécula de maíz en una sartén con mantequilla y agregar los jugos que soltó el pollo, cocinar un poco y de seguro notarán que tiene grumitos, así es que procésenlos o pásenlos por la licuadora para obtener una salsa tersa, verán qué delicia!! 

Es una rica manera de servir el pollo, si lo acompañan con el gravy le darán un toque de elegancia, y no será sólo el pollo asado... si desean pueden cocinar el pollo entero y no en piezas, incluso lo pueden rellenar con unas rodajas de limón y no olviden sazonarlo por dentro, verán qué rico!! 

Acompañen con verduras cocidas al vapor y unas ricas papas doradas con páprika o pimentón; incluso con un rico puré de papas o de camote verán que queda riquísimo!! 

**Recuerden que las palabras de color son enlaces que los llevarán a otra receta, solo hay que darles click.