domingo, 23 de noviembre de 2014

Cabello de Ángel

Cabello de Ángel
El cabello de ángel es una delicia, se puede preparar con varias frutas fibrosas, del tipo de las calabazas, generalmente y dependiendo del lugar en donde se viva es la fruta que se utilizará, aquí en México es fácil conseguir las Calabazas, en otoño, así es que la prepararemos de Calabaza. 

En verdad es riquísimo, es como si fuese un tipo de mermelada, untable que generalmente se utiliza para rellenar panes o masas, para hacer empanadas, en fin, también se utiliza en algunas recetas de carne de puerco o de pollo principalmente, pues da un rico sabor. 

A nosotros nos gusta mucho, cuando preparo la utilizo para hacer empanadas con la masa que tenga a la mano, o bien con el hojaldre, también podemos hacer un rico pie con este relleno, el día que preparé empanadas con cabello de ángel, creo que las manitas más pequeñitas de la casa eran las que desaparecían poco a poco las empanadas, hasta me decía: "Mami me pones para el lonche una empanada de Cabello de Ángel?" claro que tuve que guardar algunas para poder lograr ese objetivo, porque fue un desfilar por la cocina en busca de la canastita de las empanadas... 

Pues les comparto la manera de hacer este delicioso postre para rellenar lo que más se les antoje, o para simplemente untarle a un pan con mantequilla, o qué tal a unas galletas de vainilla, o puedes hacer también unas crepas con una bola de helado de vainilla, en fin, tu imaginación es el límite... 

Ingredientes para el Cabello de Ángel:
500 gramos de Calabaza partida en trocitos pequeños 
2 Tazas de Azúcar común, de preferencia que no sea refinada 
1 Raja de canela 
1 limón, su jugo 

Procedimiento: 
Partimos en trozos pequeños la calabaza, y sin semillas, cualquiera que consigan, ya que a estas alturas del otoño no nos podemos poner nuestros moños, hay que aprovechar lo que todavía conseguimos. 

La ponemos a cocer con un poco de agua, y cuando está suave, con la ayuda de un tenedor y con cuidado de no quemarnos, vamos sacando la carnita, la idea es que salga en forma de fibras de tiritas pequeñas, vamos juntando toda la pulpa y cuando hayamos raspado toda de todos los trocitos, es momento de ponerla a cocinar por segunda vez, pero ahora con la raja de canela, el azúcar y el limón. 

Movemos constantemente para evitar que se pegue, pues recuerden que no agregamos líquido, sino que se hará una ligera miel, que poco a poco se debe ir reduciendo hasta que al mover la calabaza se vea el fondo del cazo, notarán que ya está completamente cocinada y ya ha absorbido el delicioso sabor de la canela y el azúcar. Entonces estará lista.

A mi me gusta guardarla en frascos esterilizados, simplemente los pongo a hervir con anticipación en bastante agua por diez minutos, y pasado este tiempo, los retiro del agua y los coloco sobre un paño limpio boca abajo, igualmente las tapas. 

Para envasar, simplemente coloco el relleno caliente y cierro el frasco, así a medida que se vaya enfriando se hará un vacío, lo que hará que te dure más tiempo en la alacena y puedas tener cabello de ángel, prácticamente todo el año. 

Yo procuro conseguir frascos medianos, que no sean muy grandes, tipo los de la nutella, tienen buen tamaño, sólo recuerden que si la tapadera es plástica no la pongan a hervir, sólo las que son de aluminio o de metal. Al hacer esto con frascos medianos, no me preocupa abrir uno de vez en cuando y guardarlo en el refrigerador, si no se ha terminado, debido a la cantidad, pero si lo hago en frascos grandes, tengo que pensar qué es lo que voy a cocinar con todo el cabello de ángel que se encuentre en el frasco. 

Empanadas de Cabello de Ángel
Para hacer las empanadillas, utiliza la masa de tu preferencia, yo hice una muy sencilla que sólo lleva aceite, huevo, leche y harina, pero en verdad no tiene un gran sabor, además queda crujiente y muy delgada, no esponja, así les gustan en la casa, pero puedes utilizar la masa que más te agrade. Simplemente hay que cortar círculos pequeños y colocarles una buena cantidad de calabaza, bueno, eso depende del tipo de masa que utilicen, ésta se presta a colocarle bastante, debido a que como no cambia de tamaño, y su consistencia es más como una galleta, no hay peligro de que se abra y se derrame el relleno en el horno. 

Lo que sí les comento es que debe de estar frío el cabello de ángel para poder utilizarlo como relleno, así se manejará más fácilmente. 

A las empanadas que  hice, solo las barnicé con un poco de huevo batido y les espolvoree a algunas azúcar común, y quedaron muy lindas, las otras quedaron brillantes, depende de cómo te gusten. 

Hice unos triángulos con Masa de Hojaldre, pues tenía un poco en el congelador, así es que la dejé descongelando y cuando estuvo manejable, la extendí y corté unos cuadrados, y les coloqué un poco de cabello de ángel, las barnicé y les espolvoree azúcar, éstas casi siempre pierden su forma, así es que te recomiendo que piques un poco con un tenedor o un palillo de dientes la base en donde colocarás el relleno, así no se esponjará tanto y no derramará el contenido. 

Basta hornearlas a unos 175°C por 15 a 20 minutos, dependiendo la masa que utilices, verás que te quedan lindas y deliciosas!!!