viernes, 21 de noviembre de 2014

Chicharrón en Salsa Verde (otra versión)

Chicharrón en salsa verde
Hace tiempo que no preparaba así el chicharrón, será porque hace tiempo que no compraba este tipo de chicharrón? yo creo, el otro día que fui a la carnicería me encontré con la sorpresa que ahí lo tenían, creo que siempre lo han vendido pero no me había fijado, y entre tanta variedad de productos creo que había pasado de largo para mi atención, así es que ese día no me pude resistir. 

Generalmente compro chicharrón prensado, que es de otro tipo, o de cachete, que es el que más nos gusta, pero en donde me gusta comprarlo lo preparan de vez en cuando, así es que nos conformamos con el de siempre, el prensado, es más común encontrarlo. 

Pues en esta ocasión conseguí éste, ideal para hacerlo en una rica salsa, aunque lo quería hacer rojo, al llegar a casa me encontré con la novedad de que ya no tenía tomate y no me había dado cuenta, creo que con las carreras de la vida a veces se nos olvidan algunos detalles necesarios en el día a día, y curiosamente lo único que tenía era tomate verde o tomatillo, así es que manos a la obra. 

Ingredientes: 
500 gramos de Chicharrón tipo durito
6 Tomates verdes 
Chile serrano al gusto 
Cilantro al gusto 
1 trocito de Cebolla 
1/2 diente de ajo 
Sal al gusto 
Agua la necesaria 

Procedimiento: 
Primero preparamos una salsa con los tomatillos, esta vez yo estaba un poco apresurada así es que tomé algunos atajos, pero el resultado fue igualmente delicioso, así es que no me preocupo, por lo general hay que preparar la salsa con anticipación, es decir, hervir los tomatillos con el chile, el trocito de cebolla y el ajo en un poco de agua, y después procesarlos con un poco de cilantro al gusto, así obtendremos una rica salsa verde. 

Pero en esta ocasión yo puse directamente en la licuadora los tomatillos, con la cebolla, el ajo, el chile y el cilantro, agregué un poco de agua y procesé, y esta rica salsa la agregué a los chicharrones que previamente coloqué en una cacerola, sazoné con un poco de sal, no mucha, pues en ocasiones este tipo de chicharrón ya contiene, así es que no hay que abusar con este producto. 

Posteriormente tapé el chicharrón con la salsa y lo dejé cocinando a fuego bajo hasta que se cocinara todo y se sazonara, como hay algunos trocitos de este chicharrón que están más duritos, debemos dejar que se cocinen y se suavicen perfectamente, además, es necesario vigilar el guisado y moverlo constantemente pues al evaporarse los líquidos y resecarse se puede pegar, y no queremos que esto suceda, así es que hay que dejar cocinar, simplemente eso, cuando notemos que tiene la consistencia deseada, estará listo, y lo podremos servir, no sin antes rectificar la sazón, no se les olvide. 

Y qué mejor que acompañarlo con una rica tortilla de maíz o de harina, y unos frijolitos refritos, este platillo es ideal para una cazuelada o taquiza, no puede faltar entre los guisados que por lo general deben de ser servidos, tales como los frijoles, el mole, el huevo rojo, el picadillo, las rajas, el arroz, las papas con chorizo, el alambre, en fin, el chicharrón está entre los más pedidos  en la organización de una fiesta tipo cazuelada o taquiza. 

Como verán no es complicado y sí muy delicioso!! es la ventaja de este platillo, además puedes utilizar la salsa que más te agrade, no solamente esta verde, puede ser con una roja también, simplemente reemplazando el tomatillo verde por tomate rojo, simple. 

**Recuerden que si le dan click a las palabras de color, se abrirá la receta que mencionan.