sábado, 29 de noviembre de 2014

Chile Poblano Relleno de Queso


chile poblano relleno

Esta receta es básica, debemos saber cómo hacerla, ya que es un platillo tradicional mexicano, el Chile Poblano Capeado y Relleno, por lo general de queso, pero en realidad lo puedes rellenar de lo que más te guste como picadillo, pollo, camarones, pescado, atún, chicharrón guisado, queso crema, picadillo dulce, en fin, el relleno que prácticamente se te antoje, ésta es la técnica. 

Puedes además, utilizar cualquier tipo de chile y realizar esta manera de capearlos, pueden ser jalapeños, chilacas, pimientos morrones, en fin, el que más se te antoje, pero lo común son los chiles poblanos. 

Ingredientes: 
Chiles poblanos asados, limpios y desvenados (Técnica para asar y limpiar chiles) clic a la frase de color y te llevará a la técnica mencionada. 
Huevo (por cada uno puedes capear de 2 a 3 chiles) esa es la proporción aproximada. 
Sal al gusto 
Harina al gusto 
Queso de tu preferencia para rellenar, pero que funda
Aceite el necesario para freír 

Procedimiento: 
lampreado de chiles

Primeramente debemos tener listos los chiles, es decir, asados, desvenados y limpios, para hacer este paso te pido le des clic a la frase de color y te llevará a la explicación. 

Cuando tengas listos los chiles, limpios y desvenados, los rellenas con bastante queso, el de tu preferencia, lo cierras y lo sujetas con un palillo de dientes. 

Al tener listos todos los chiles, procedemos a preparar el merengue para "lamprear", puedes hacerlo a mano o a batidora, debemos colocar sólo la clara en un tazón en el que podamos batir  tranquilamente. Añadimos un poco de sal. 

Comenzamos a batir con la ayuda de un tenedor hasta lograr un merengue, recuerda que una vez que lo hayas empezado a preparar con el tenedor, no puedes parar, debes seguir para que no se corte el huevo. 

O bien, puedes hacerlo con la ayuda de la batidora, batiendo a velocidad de leve a moderada, y esperar a que esponje completamente, cuando ya forme picos la clara batida, es momento de agregar la yema batida y la mezclamos de forma envolvente. 

Colocamos el aceite en una sartén para que caliente completamente, y entonces procedemos a "lamprear" cada chile, poco a poco, y no debemos dejarlos mucho tiempo esperando, pues el merengue se bajará. 

Mientras el aceite se calienta, colocamos un poco de harina en un plato, y enharinamos completamente el chile por ambos lados, y cuando esté a buena temperatura el aceite, es momento de colocarlo a dorar, al estar completamente dorado, lo colocamos en una servilleta absorbente y repetimos la operación con el siguiente.

Para servir lo puedes bañar con una rica salsa de tomate calientita, o comerlo con arroz y crema, en verdad son deliciosos!! 

En verdad quedan deliciosos estos chiles, espero se animen a prepararlos. Además, he de comentarles que siguiendo estos mismos pasos, pueden "lamprear" frutas y verduras de su elección, siempre con un rico resultado...