martes, 4 de noviembre de 2014

Crema de Calabaza de Castilla

Crema de Calabaza de Castilla
Sí ya sé, hay muchas calabazas, de todos colores y formas, así es que hay que aprovecharlas, son muy ricas, versátiles y nutritivas, creo que aquí en México generalmente se cocina dulce, la calabaza en tacha, por ejemplo, es la forma más común para prepararla aquí en mi país, de pocos años para acá, se hecho más popular el pie de calabaza, pero también podemos prepararlas en sopas, atoles, como relleno para empanadas, tartas, en fin... son una verdadera delicia, hay que animarnos a cocinarla de distintas maneras. 

Como por ejemplo, esta rica crema de calabaza, fácil, nutritiva y con un rico sabor que te sorprenderá, ya lo verás. 

Ingredientes: 
1 Taza de pulpa de calabaza 
2 cucharaditas de mantequilla 
1 Cucharada de Fécula de Maíz o Harina de Arroz (para espesar la crema) 
1 Taza de Leche 
2 Tazas de Caldo de Pollo o de verduras
Sal y pimienta al gusto 
Nuez moscada 

Procedimiento: 
Crema de Calabaza de Castilla

Primero ponemos a cocer la calabaza en agua y en trozos pequeños. Cuando está lista la licuamos con un poco del agua de cocción hasta obtener un puré. 

En realidad yo compro un buen trozo de calabaza, lo pongo a cocer todo y con él hago distintas preparaciones como por ejemplo: el atole, al pie, la crema, muffins, pan, cabello de ángel, en fin, aprovecho todo.

Cuando tengo la pulpa de la calabaza cocida y hecha puré, pongo a fundir la mantequilla en una cazuela, y agrego la pulpa, un poco de leche y la fécula de máíz o la harina de arroz, lo que tenga a la mano de cualquiera de estos dos ingredientes que nos ayudarán a darle consistencia a nuestra crema. 

Mezclamos todo perfectamente y agregamos el caldo, bajamos la flama, sazonamos con sal, pimienta y nuez moscada, y movemos constantemente, para evitar que se pegue al fondo y cocinamos hasta que espese, en realidad lo que estamos preparando es un atole, pero salado, las cremas son eso, atoles salados, sólo que cuando pensamos en la palabra "atole" nos imaginamos una bebida dulce y caliente que se sirve en taza o jarrito, y no, básicamente las cremas, las deliciosas cremas de verduras y semillas son eso, un atole, pero salado, que no se sirve en tarrito o jarrito, sino en un tazón, qué tal eh? no lo habían visto de esa manera verdad? 

Pues cuando nuestra crema o "atole" tiene la consistencia deseada, que está un poco espeso, y cremosa a la vez, estará lista, así es que la servimos, a mi me gusta acompañarla con una ricas galletas de soda, o un rico pan en trocitos, es deliciosa. 

Para el adorno, y como un extra de sabor en esta receta, se me antojó hacer unos chips de camote amarillo, sólo los rebané muy delgados y los puse a dorar en suficiente aceite hasta que se pusieran crujientes; además coloqué unas semillas de las calabazas a dorar en una sartén, aquí en México les llamamos "Pepitas" y le coloqué un montoncito de estas ricas pepitas muy doradas y crujientes, además le espolvoree un poquito de páprika o pimentón rojo, quedó espectacular. 

Mi catadora oficial de cremas de verduras se la devoró, y eso que es fanática de la de "Popeye" (de espinacas) a ésta no le hizo para nada el feo.