domingo, 2 de noviembre de 2014

Pastel Atrapa Maridos... será?

Pastel Atrapa Maridos

La primera vez que preparé este Pastel (o más bien un budín, pues tiene la consistencia de uno, es como si fuese un flan con una consistencia más densa y firme) recuerdo que le comenté a mi Marido cómo era llamado "Atrapa Maridos", jeje, le causó gracia y una gran curiosidad, así es que estaba ansioso por probarlo...

La sorpresa fue para todos, pues en verdad es delicioso, no recuerdo de dónde saqué la receta, pero ha valido la pena. 

Al final, mi marido me dijo: "Es un auténtico Retiene Maridos" jeje, sé que siempre lo conquisto, entre otras cosas, por medio del estómago... cualquier festejo que hacemos en la familia, va relacionado con la comida o algún platillo especial para la persona festejada, y creo que este postre se ha vuelto uno de sus favoritos, y de todos... así es que no sólo atrapa maridos, sino que también atrapa hij@s, sobrin@s, amig@s, en fin... a todos les ha encantado... 

Aunque nunca he sido partidaria del empleo de jugarretas para lograr retener a alguien con uno, pues siempre he pensado que si alguien está contigo y tú estás con esa persona es porque así quieren hacerlo, no porque se emplea alguna triquiñuela para lograrlo, cuando alguien ya no quiere estar con uno, mejor que se vaya a ser feliz a otro lugar, creo que si de verdad quieres a esa persona eso te hará feliz también, el verla contenta y plena aunque sea lejos de uno, no creen? 

Así es que me causó mucha gracia el comentario de mi Marido, jeje, "Retiene Maridos" jiji... pues si algún día decido cambiar de opinión y necesito aplicar medidas desesperadas, creo que ésta es la solución, por lo menos con mi Marido, jiji... 

Aquí les dejo esta deliciosa receta que además es muy sencilla, pues se hace en la licuadora, nada más fácil que eso! y el resultado es maravilloso es un verdadero "Atrapador"... 

Ingredientes: 
1 lata de leche condensada 
1 lata de leche
1 1/3 de lata de leche de coco
1 lata de harina de trigo
1/2 lata de azúcar
3 huevos 
50 gramos o media barrita de mantequilla 
Para cubrir el pastel:
1 Taza de leche de coco
2 Cucharadas grandes de azúcar
1 Taza de coco rallado

Procedimiento: 

Simplemente licuamos todos los ingredientes en la licuadora, debido a que es mucha cantidad les recomiendo mezclarlos primero en un recipiente y después licuarlo en dos partes, a menos que tengan una súper licuadora de gran capacidad. En realidad no necesita mucho licuado, pues sólo se trata de que la mezcla se incorpore toda. 

Las medidas son en base a la lata de leche condensada que utilicemos, es decir, ahí mismo medimos todos los ingredientes, con la misma lata. 

La colocamos en un molde engrasado y enharinado y horneamos el budín en horno precalentado a 175° C, hasta que al introducirle un palillo de dientes, éste salga limpio, el tiempo dependerá de cada horno, pero aproximadamente son 40 a 45 minutos. 

Para preparar la cobertura, simplemente se coloca la leche de coco, con el azúcar y el coco rallado al fuego, tardará unos pocos minutos, verán que casi luego luego de ponerlo al fuego cambiará de consistencia, se hará como un glaseado, así es que no la descuiden, pues en verdad es muy rápido el modo en el que se prepara. 

Procuren prepararla cuando ya está listo el pastel, pues ésta debe estar caliente para que se cubra bien el pastel, aunque nunca endurece, es más fácil manejarla. 

Cuando el budín esté listo se desmolda con cuidado y se baña con la mezcla de coco rallado, como les dije, caliente. 

Verán que es un placer comer este delicioso y sencillo postre, atrapador de quien lo prueba... 


A veces me gusta prepararlo en un molde más pequeño para que la mezcla quede más alta, se ve hermosa la consistencia, pues no tiene miga, jueguen con el molde en el que lo preparan, hasta que encuentren el que más les guste para la presentación.