martes, 25 de noviembre de 2014

Pollo Relleno Navideño

Pollo Relleno Navideño
Ya sé que lo común es el pavo, pero qué sucede con las personas a las que no les agrada mucho, pues por lo general se quejan de que está reseco, claro que no han probado el que prepara la mamá de mi marido, o el rollo de pavo navideño que preparo yo, jeje, pero bueno, les dejo esta opción un tanto navideña con un picadillo distinto, pues no es el tradicional de frutas dulces, aunque es muy rico, y es muy recomendable, sobre todo para las personas que no les agradan mucho los Platillos de carnes dulzones. 

Hacía muchísimos años que no preparaba este pollo, y se me antojó hacerlo el fin de semana, mi marido quedó sorprendido, pues no lo recordaba, pero le encantó!! así es que yo me puse muy contenta, y como saben, para mí es un placer y es alimento para mi alma apapachar a quienes más quiero con un rico bocadillo, creo que es una de las mejores formas de dar amor o cariño. 

Y pues aunque pareciera muy complicada esta receta, en realidad no lo es, así es que aquí tienen una muy buena opción para la cena de Navidad o Año Nuevo, sé que muchas personas dirán: "¿Pollo?" es tan común que otros dirán "Para Pollo en mi casa" jeje, como refiriéndose a que es una carne con poco valor, pues en verdad quedarán sorprendidos con este pollo tan jugoso y delicioso... 

Ingredientes: 
1 Pollo Entero
100 Gramos de Tocino de Cerdo picado 
1 Taza de Vino blanco 
2 Zanahorias grandes partidas en trozos o rodajas 
1 Cebolla grande
2 Tazas de Caldo de Pollo 
300 Gramos de Carne molida de res combinada con cerdo (mitad y mitad)
100 gramos de Jamón de puerco en trocitos muy pequeños 
50 Gramos de Aceitunas deshuesadas y picadas en rodajitas 
50 Gramos de Uvas Pasa (rubias y obscuras) 
50 Gramos de Almendras fileteadas o picadas con todo y piel
1 Huevo 
2 Tomates Asados  y sin piel
1 Copa de Jerez o 1/4 de Taza 
Laurel, Tomillo y Mejorana al gusto 
1 Limón 
Sal y Pimienta 
Aguja Lanera 
Hilaza 

Procedimiento: 
Pollo Relleno Navideño Proceso
Comencemos primero a preparar el pollo, debemos lavar el pollo por dentro y por fuera y después secarlo con una servilleta absorbente, sólo es retirarle el exceso de agua. 

Aparte mezclamos en un recipiente el jugo de limón con sal y pimienta, con esto untamos perfectamente bien el pollo, por todas partes, incluso por dentro y también levantando el pellejo y colocando un poco de esta mezcla entre la piel y la carne, le dará un delicioso sabor. Cuando lo hemos untado todo completamente, lo reservamos y preparamos el picadillo. 

Relleno de Picadillo para Pollo o Pavo
Para hacer este delicioso picadillo, sólo cocinamos un poco en su misma grasa el tocino picado, agregamos la cebolla picada finamente y cocinamos un poco, agregamos la mezcla de carnes (de puerco y de res) y el jamón bien picadito, cocinamos perfectamente. 

Posteriormente agregamos las aceitunas, las pasas, almendras picadas, mezclamos y añadimos un recaudo preparado con el tomate asado, para hacerlo, se colocan los tomates sobre una parrilla o comal y se deja que se asen por todas partes, notarán que comienza a desprenderse la piel, cuando esto suceda la retiramos con cuidado de no quemarnos y licuamos los tomates en su mismo jugo. Este recaudo lo agregamos a la carne y mezclamos bien. 

Añadimos las especias, tales como tomillo, laurel y mejorana, mezclamos y dejamos cocinar un tiempo, cuando notemos que se ha resecado un poco el picadillo, añadimos el jerez, y dejamos reducir mezclando perfectamente, sazonamos con sal y pimienta. 

Cuando el picadillo esté un poco seco, es momento de apagar el fuego y dejar enfriar. Al enfriar completamente, agregamos el huevo y mezclamos bien, este picadillo será el relleno y créanme que quedará delicioso. 

Pollo relleno navideño proceso

Cuando hemos terminado el picadillo es momento de terminar de armar el pollo para poder hornearlo, hay que rellenarlo con buena cantidad de picadillo, no olviden empujarlo perfectamente hasta adentro y que quede muy compacto y apretadito, para que no quede ningún hueco del pollo sin relleno. 

Al momento en que ya ya no le podamos colocar más picadillo deberemos cerrarlo, esto lo haremos con una aguja lanera y una hilaza, debemos dar algunas puntadas para evitar que el relleno se salga. 

Colocamos el pollo en la charola para hornear y le amarramos las patas cruzadas, a mi me gusta colocar un trocito de aluminio en cada patita, para evitar que se quemen y no se vean bonitas, es cuestión de costumbre, pueden colocar al momento de servir también unos pequeños cucuruchos de papel, hacen que se vea vestido y por consiguiente más cuidada la apariencia del pollo. 

Mientras hacemos este proceso, colocamos unas rodajas de la cebolla y la zanahoria en una sartén con un poco de aceite y cocinamos un poco, cuando las tengamos listas, las colocamos sobre el pollo, y procedemos a bañarlo con el caldo de pollo bien sazonado. 

Horneamos a 175° C por 2 horas aproximadamente, bañándolo de vez en cuando, cuando notemos que ya esta bien cocinado y sólo le falte dorar, añadimos el vino blanco y lo dejamos cocinar, bañando el pollo con los líquidos de caldo y vino. 

Yo lo prepare en el mini horno eléctrico, creo que de ahí que no se haya dorado parejo, pues debido a la altura del pollo y la misma altura del mini horno, hicieron que quedara muy justo y que se dorara no tan parejo sobre todo el pollo, así es que hay que tomar en cuenta esos detalles. 

Cuando notemos que el pollo está dorado y la carne bien cocinada, y que lo hemos bañado y bañado de vez en cuando para que tenga un rico sabor, lo retiramos del horno. 

Es momento de emplatarlo, no necesitan quebrarse la cabeza o tener mucho conocimiento gourmet para que quede lindo, en realidad con la ayuda de unas ricas verduras al vapor y las mismas zanahorias y cebollas que están en l charola en que se horneo el pollo, nos servirán. 

Adornamos como más nos guste, y mientras se enfría un poco preparamos el gravy para bañar el pollo, pues no podemos desperdiciar el delicioso caldo que suelta el pollo en toda la cocción. 

Pollo relleno navideño proceso gravy

Pues le retiramos al caldo sobrante de la cocción del pollo las cebollas y la zanahorias, y en una sartén añadimos un poco de mantequilla, agregamos 2 cucharadas de fécula de maíz, y dejamos dorar e impregnarse bien de la mantequilla. Posteriormente añadimos el caldo de pollo /sin los sólidos del caldo), y movemos y movemos, esto para evitar que se hagan grumos y se queme la fécula de maíz; debemos lograr una salsa tersa y suave. 

Pero si no lo logran, el que quede suave y tersa, no se preocupen, sólo colóquenla en un recipiente en donde se pueda procesar con la batidora de inmersión. Cuando tengamos la salsa suave y tersa, la apartamos, pues nos servirá para añadirla a cada rebanada de pollo, o bien, para preparar al día siguiente con los poquitos de pollo, si es que sobra, unas ricas tortas de pollo, picadillo y gravy, qué delicia!! 

Espero que les guste esta opción para la Navidad, es más económica y además es ideal para una cena en la que estarán pocas personas. Además no es tan dulce.