domingo, 8 de febrero de 2015

Galletas Craqueladas una verdadera delicia para demostrar amor!!

Galletas Craqueladas

Qué mejor manera para demostrar amor a quien más se quiere, que con algo preparado por nuestras propias manitas, no creen?? pueden hacer en verdad un día especial lleno de detalles, desde la mañana hasta la noche, un rico desayuno, una comida llena de detalles, una cena romántica y uno que otro regalito como estas deliciosas galletas craqueladas, son mis favoritas!! pues resultan como un brownie, suaves, esponjosas y a la vez húmedas por dentro y con un sabor delicioso!! 

Esta vez para consentir a mi marido, y de paso acabar con un antojo, jeje, le adelanté uno de los detalles para este 14 de Febrero y creo que quedó encantado!! no quería compartirle a las niñas... así de encantado quedó, y esas son palabras mayores, porque generalmente comparte... pues esta vez tuve que guardarles unas raciones a cada una para que encontraran una linda y deliciosa sorpresa en sus loncheras de la escuela... 

Estas galletas tan deliciosas las pueden preparar con el tipo de chocolate que más les guste, es decir, en esta ocasión yo las hice con chocolate amargo, pero bien puede ser con chocolate con leche o chocolate blanco, y les puedes añadir cualquier sabor que te guste, como vainilla, o un poco de ralladura de naranja o limón, verás qué bien quedan...  puedes usar azúcar glas pintada con un poco de pintura vegetal de algún color que te agrade para el último toque y verás que lindas quedan... 

Ingredientes: 
225 gramos de Chocolate (amargo o con leche o blanco) tú eliges yo usé amargo 
225 gramos de harina de trigo todo uso 
60 gramos de mantequilla 
100 gramos de azúcar 
2 huevos grandes 
1 pizca de sal 
1/2 cucharadita de polvo para hornear 
1 Cucharadita de esencia de vainilla 
Azúcar granulada la necesaria para revolcar las galletas 
Azúcar glas la necesaria para revolcar las galletas (la puedes pintar con pintura vegetal) 

Procedimiento: 
Galletas Craqueladas procedimiento
Fundimos el chocolate con la mantequilla a Baño María, si no quieres hacerlo así, puedes utilizar el horno de microondas, sólo que deberás colocar por poco tiempo, unos 30 segundos, y mover, regresar al horno y volver a programar 30 segundos, volver a mover y así sucesivamente hasta que el chocolate y la mantequilla se fundan completamente y se integren, te cuidado de no excederte en tiempo, pues el chocolate es muy delicado y se puede quemar y no le dará un rico sabor a las galletas... 

Mientras el chocolate se funde, bate los huevos con el azúcar y la vainilla, a mi me gusta hacerlo con la batidora, pues lo ideal es que ésta mezcla quede un poco espumosa y se integren bien los ingredientes. 

Cuando tengas listas las dos mezclas, es momento de integrar todo, yo acostumbro tamizar o cernir el harina con el polvo de hornear y la pizca de sal, así quedarán más esponjosas las galletas. Y ahora sí, integramos todo, chocolate con mezcla de huevo y azúcar y el harina tamizada, se formará una mezcla espesa, y debido a la cantidad de materia grasa que contiene verás que se despega fácilmente del molde. 

Esa mezcla la coloco dentro de una bolsa de plástico, y la llevo a la nevera durante unas 2 horas, o hasta que la mezcla esté firme, es decir, que el chocolate y la mantequilla se hayan endurecido nuevamente. 

Pasado este tiempo, retiro la masa de la bolsa y procedo a formar las bolitas de masa, me gusta usar una cuchara para servir helados, así quedarán todas del mismo tamaño, y aunque la masa está un poco dura, verás que quedan más o menos del mismo tamaño. 

Termino formando las bolitas con ayuda de mis manos y las aplano un poco,  y debes ir revolcándolas en un poco de azúcar granulada, es decir, se tienen que llenar totalmente de azúcar por todos lados, hecho ésto, las pasas por azúcar glas y las colocas en la charola de hornear, un poco separadas, pues al contener polvo de hornear y tanta materia grasa, tienden a crecer un poco. 

Galletas Craqueladas proceso

Como notarán en la imagen de la hilera del centro del lado derecho, esas galletas ya está horneadas, pero no contienen tanta azúcar glas, quise mostrarles el resultado final para que vean otra manera de presentarlas, aunque a mí me gustan nevadas, es decir como el resultado final que les muestro, blancas con los surcos oscuros se ven hermosas!! y si las preparas con chocolate blanco, puedes jugar con los colores y espolvorearlas al final con cocoa en polvo y así quedarán invertidos los tonos, o con el azúcar pintada de colores quedarán lindas con toques del color que elijas, geniales no??? 

Finalmente hay que hornear las galletas a 200°, no olvidando que el horno debe estar precalentado, pues en realidad para que queden perfectas y no sobrecocinadas deben ser 9 minutos religiosamente, no más, ni menos, esperen un momentito antes de retirarlas de la charola ya que estarán muy suaves y pueden perder la forma... conforme se van horneando verán cómo se van craquelando ya que al hacerles la cobertura con los dos tipos de azúcar, y al llevar polvo para hornear, harán que crezcan de tamaño y tengan ese efecto craquelado tan lindo.... 

Yo tenía una lata en forma de corazón a la que le coloqué un papel de china rojo, y encima todas estas delicias!! se veía lindo y al abrir la lata mi marido se sorprendió... claro que no fue tarea fácil preparar estas suculentas galletas sin que se diera cuenta del olor que despedían al ser horneadas... así es que aproveché un rato que él salió para hornearlas, pues la masa ya la tenía lista en la nevera... y así le tocaron calientitas, pues es como más ricas saben, al quedar muy suaves y el centro parece chocolate fundido, claro que al enfriar no endurecen, pero no estarán tan suaves, quedarán como un rico brownie, como un bocado de cielo... les digo yo... 

Hasta para tomar las fotos fue toda una aventura, jeje... pues no quería que se enfriaran demasiado...