martes, 3 de marzo de 2015

Plátano Lampreado relleno de Queso

Hoy les presento una rica receta de mi infancia, fácil y rápida de preparar, recuerdo que cuando era pequeña nos la hacían con frecuencia, nos encantaba... 

Estos plátanos son una verdadera delicia, a veces mi mamá preparaba coliflor de esta manera también, pero creo que lo que siempre devorábamos eran estos plátanos dulzones rellenos de queso fresco, deliciosos!! 

Ingredientes: 
Plátanos Tabasco firmes (no muy maduros) 
2 Claras de Huevo batidas a punto de turrón
2 Yemas de Huevo 
Aceite el necesario para freír 
Harina la necesaria 
Queso fresco, si no tienes, puedes utilizar Chihuahua o Manchego, aunque el sabor será un poco más fuerte

Procedimiento: 
Batimos las claras de huevo a punto de turrón, recuerda que tienen que ser en un recipiente totalmente seco, puedes hacerlo con un tenedor, aunque necesitarás un poco de práctica, si no la tienes utiliza mejor la batidora. 

Puedes añadir una pizca de sal, siempre me dijeron que la sal ayudaba a esponjar mejor la clara de huevo y a que los picos fueran firmes, la verdad no siempre la agrego, y siempre obtengo buenos resultados aunque sea con un tenedor, sólo que termino un poco cansadilla de mi manita y no debes de dejar de batir ni un instante para que no se corten las claras, así es que tendrá que ser en un momento en el que no tengas que hacer otra cosa. 

Cuando estén firmes las claras, y se vuelvan blancas y hagan picos, es momento de agregar las yemas, con movimientos envolventes para no bajar las claras. Tomará un ligero color amarillo. 

Disponemos un plato extendido con un poco de harina y cortamos el queso en rebanadas. 

Ponemos a calentar suficiente aceite en una sartén, o bien, pueden utilizar la freidora. 

Y ahora sí, estamos listos para comenzar, retirando la cáscara de los plátanos y cortándolos a la mitad a lo largo, pueden omitir el queso y lamprearlos enteros. 

Cuando tengamos así el plátano, le colocamos una rebanada de queso delgada y si lo creen necesario coloquen un palillo de dientes para sujetar las mitades. Yo la mayoría de las veces no lo utilizo, pues recuerden que el plátano es muy suave y se rompe con facilidad. 

Cuando tengan listo el plátano relleno, es momento de enharinarlo, pasándolo por el plato con harina, que quede bien cubierto y enseguida lo pasaremos por el huevo batido, debemos cubrirlo todo. 

Inmediatamente lo colocamos en el aceite bien caliente, cuidando que no esté la temperatura muy alta, pues se quemarán, sólo que tenga buena temperatura para que resulte una buena fritura sin quemarse, sólo dorarse. Procuramos que se dore por todos lados y colocamos en un papel absorbente y listo!!

A disfrutar!!! saben más ricos calientitos, recién hechos. Y como les decía pueden hacer lo mismo con cualquier verdura, como brócoli, coliflor, en fin... aunque les confieso que no tendrán tanto éxito como los plátanos, también pueden utilizar cualquier variedad de plátano en realidad, como los dominicos que son más pequeños, o bien, cortarlos a la mitad si no quieren que sean tan grandes, en fin, ustedes jueguen con la presentación. Pero eso sí, verán que son deliciosos!!