viernes, 6 de noviembre de 2015

Café de Olla

Café de olla

Cuando comienza a hacer un poco de frío, nadie puede negarse a un rico Café de Olla, una deliciosa manera de variar un poco el clásico café negro, no sonará muy gourmet... y tal vez no se vea así, pero créanme, una vez que lo pruebes no podrás negarte a tomarlo... y tomarlo... y tomarlo... 

Ingredientes:
Café en grano (para hervir) bueno molido, no los granos enteros, jeje, hago la aclaración
1 Raja de Canela 
Piloncillo o Melaza al gusto 
Agua la necesaria

Procedimiento:
Primero preparamos el jarabe de piloncillo con canela, pues éste es el que le dará ese sabor tan tradicional y distintivo a esta rica bebida, y sólo lo haremos poniendo a hervir el agua, con el piloncillo al gusto y la raja de canela hasta que se disuelva (en los ingredientes menciono melaza, pues porque en algunos lugares no se consigue el piloncillo, pero he de decirles que es lo mismo la melaza, sólo cambia la presentación) en toda su casa notarán el rico aroma que despide esta mezcla de ingredientes. 

Cuando tengan lista la miel o jarabe, es momento de preparar el café, lo puedes hacer a la manera moderna, es decir, preparas en tu cafetera eléctrica la cantidad de café que acostumbres, tipo americano, con el grano que acostumbres, y al servir tu taza de café no la llenes hasta el tope, sino que añade un poco de jarabe de piloncillo con canela al gusto, mezcla bien y a disfrutar. Puedes hacer lo mismo con café soluble, aunque te confieso que no tendrá el sabor tan delicioso que da el café de cafetera (de grano) recién hecho. 

O bien, puedes prepararlo de la manera tradicional, es decir, en una olla de barro grande, pones a hervir el piloncillo con la canela y el agua, y cuando esté listo, añades el café en grano, pero molido, lo dejas hervir un poco hasta que suelte el sabor el café y lo cuelas, lo sirves y listo!! una verdadera delicia, que en las tardes o noches frías se antoja con un rico trozo de pan, o por qué no? en las mañanas con un rico desayuno tradicional. 

Hace unos días preparé el jarabe y decidí llevármelo en un recipiente al trabajo, y cuando se me antojaba un poco de café con un toque reconfortante, pues sólo le añadía un poco de piloncillo... mmmmm.... delicioso!! y sólo para variarle un poco al café de siempre.... 

Hagan pruebas la primera vez que lo preparen, en cuanto a cantidades, y así encontrarán la receta ideal para ustedes y sus familias, pues algunas familias son más dulzonas que otras, a otras les gusta más el café cargado, a otras  más ligero, en fin, jueguen con las cantidades hasta llegar al sabor más agradable para ustedes. 

Las proporciones que yo utilizo son: 1 cucharada sopera de café en grano (molido estándar) para cada taza de agua, esto para preparar el café americano, y para el jarabe de piloncillo, uso 6 trozos pequeños de piloncillo aproximadamente por 1 raja de canela en 1 litro de agua aproximadamente, y les anticipo que quedará muy dulce, por eso ustedes añadan al café al gusto.

No olviden servirlo en un lindo jarrito tipo mexicano, o en su taza preferida... 

Espero que disfruten esta sencilla, pero deliciosa receta... una manera muy mexicana de tomar el café en México... el delicioso Café de Olla, con ese sabor especiado y dulzón que nos hace sentir reconfortados...