viernes, 20 de noviembre de 2015

Pavo Navideño

Pavo navideño relleno
Ya se aproximan las fiestas navideñas, y es momento de comenzar a planear el menú, qué les parece si preparamos un delicioso Pavo Navideño, relleno de picadillo de frutos secos, un relleno repleto de sabores deliciosos, el mismo picadillo que se utiliza para preparar los tan exquisitos Chiles en Nogada, así es que como podrán ver, es una verdadera delicia... 

Me encanta el pavo, y esta receta más, creo que además del Jamón Virginia y el Lomo, el pavo es algo que no puede faltar en navidad, aunque se puede preparar de muchas maneras, con muchos rellenos distintos, y cada familia le dará su toque, ésta es la receta que más disfrutamos... espero que les guste.

Ingredientes: 
1 Pavo Natural de Doble pechuga descongelado
2 Litros de Vino Blanco seco
150 Gramos de Mantequilla suavizada, aproximadamente
1 trozo de Hilaza 

600 gramos de Carne de res molida 
400 gramos de Carne de cerdo molida 
250 gramos de Acitrón o biznaga picada en trocitos pequeños 
3/4 de Taza de Nueces picadas 
3/4 de Taza de Almendras picadas 
3 Tomates rojos picados finamente 
1 Pera picada en trocitos 
1 Durazno picado en trocitos 
Pasas de Uva al gusto 
Sal y Pimienta al gusto 
Ajo en polvo
Sal Ahumada (opcional) 
Canela en polvo al gusto 
Azúcar al gusto 

Gravy: 
Los jugos de cocción del pavo
1 ó 2 cucharadas de Fécula de Maíz
2 Cucharadas de mantequilla 

Procedimiento: 
Pavo Navideño procedimiento

El pavo deberá estar bien descongelado, yo utilicé uno de 7 kilos y  medio, calculen de relleno 1 taza por kilo, aproximadamente, aunque no lo rellenen completamente con esa cantidad, créanme, necesitarán para servir el pavo o para las tortas, hasta para unos chiles en nogada, por qué no?

No saquen el pavo del empaque hasta que ya lo vayan a preparar, para evitar que se formen bacterias. 

Yo lo que hago es preparar primero el picadillo, a veces el día anterior, así estará frío, y tomará más sabor de los ingredientes, además de que no se me hará tan pesada la cocinada. 

Debemos comenzar con lavar perfectamente el pavo y retirar las menudencias de su interior, generalmente las colocan en un empaque dentro del pavo, puede ser en donde se encuentran las costillas, o bien, en el cuello, así es que no se les olvide retirarlas, igual el pescuezo.

Posteriormente, debemos lavar perfectamente bien el pavo, por dentro y por fuera, y escurrirlo, y secarlo muy bien con servilletas de papel, por dentro y por fuera. 

De cualquier manera, hay que inyectar el pavo con tiempo, para que quede jugoso, pero antes de hacerlo es bueno remojarlo en leche, pues las fibras de la carne se suavizarán y la absorberán lo que dará como resultado que quede jugosa la carne, así es que por unas cuantas horas estará bien hacerlo, tapado y en el refrigerador. 

Cuando haya estado un buen rato marinándose en la leche, es momento de comenzar a prepararlo, y lo haremos secándolo perfectamente, no se les olvide desechar la leche, y como ya les dije, con la ayuda de servilletas de papel secarlo perfectamente por dentro y por fuera, continuamos inyectándolo de vino blanco, en la pechucha, muslos, piernas, en fin, por todas partes, lentamente para evitar que el vino se salga. 

Después debemos untarle mantequilla por dentro y comenzar a rellenarlo con el picadillo, que quede bien apretadillo, pero no lo rellenen tanto, para evitar que se salga el relleno. Continuamos cerrando el pavo, con la ayuda de la hilaza. Puedes amarrar perfectamente bien las patas y acomodarlas muy bien, esto hará que no se deforme, para sostener las alas, podemos amarrar el pavo completamente con la hilaza, o bien, introducir unos ganchos en cada ala, para sostenerlas y que queden pegadas a la pechuga. 

Para hacer el Relleno  (Picadillo dulce o Picadillo de frutos secos): 
Cocinamos las carnes, puedes utilizar sólo carne de res, o combinada como lo solicito. es cuestión de gustos. Al estarla cocinando, debemos sazonarla con sal, pimienta, ajo en polvo y un poco de sal ahumada, si la conseguimos, es opcional. Cocinamos hasta que cambie de color y se vea totalmente cocida, y añadimos las frutas picadas, los frutos secos picados, el tomate rojo, y demás ingredientes, sazonamos con la canela en polvo, añadimos un poco de azúcar y dejamos cocinar tapado, que todo se sazone, moviendo ocasionalmente, cuando esté listo, retiramos del fuego y dejamos enfriar.  

Con este picadillo, como ya les dije, rellenamos el pavo y le detenemos con hilaza las patas, lo untamos totalmente de mantequilla suavizada, lo colocamos en una charola honda en donde quepa el pavo, le vaciamos el vino blanco, lo tapamos con papel aluminio y horneamos en horno precalentado a 200º C, aproximadamente. Posteriormente pueden bajarla a 180 grados para que se cocine perfectamente el pavo y se dore. 

Debemos estar bañando el pavo cada 20 minutos aproximadamente, para cocinar este pavo, me tardé horneándolo 4 horas aproximadamente. 

Al pavo le coloqué un termómetro, así estaré segura que se ha cocinado a la perfección y evito enfermedades. Y hay que colocarlo justo en el muslo, y no debe tocar el hueso, para que no nos dé una falsa lectura de la temperatura. Este termómetro marca que un pavo estará listo cuando llegue a la temperatura de 165 grados. 

Cuando el pavo llegue a esa temperatura, quiere decir que ya está perfectamente cocido, y es momento de retirarle el papel aluminio y dejarlo dorar un rato. 

El color dorado o tostado nos dirá que es momento de retirar el pavo del horno. 

Para hacer el Gravy: 
Gravy

Retiramos los jugos resultantes de la cocción del pavo de la pavera y los colocamos en la licuadora, y procedemos a fundir la mantequilla y añadir la fécula de maíz, dejamos cocinar hasta que dore moviendo todo el tiempo, y entonces, agregamos los jugos resultantes de la cocción del pavo,  pero deberán estar licuados, y dejamos cocinar a fuego bajo sin dejar de mover hasta que tenga la consistencia de un Atole, espeso. Si le quedan grumos, pueden licuarlo todo nuevamente y así quedará terso y suave, con un delicioso y hermoso color dorado. 

Prácticamente es todo, pues ya sólo resta que se llegue la hora para rebanarlo y disfrutarlo. 

Creo que lo que más me gusta del pavo es preparar tortas de pavo recalentado, jeje, creo que puedo comer tortas de pavo todos los días de la semana posterior a la navidad jiji, pero eso sí, con su buena dotación de gravy y unas buenas rebanadas de tomate y aguacate, simplemente deliciosas. 

Hace unos días que se me descompuso mi refrigerador, pues como no... ya tiene 10 años jiji... y como dicen, todo por servir se acaba... y aunque no fue el caso, si se le tenia que hacer una pequeña compostura, pero ya quedó arreglado, y tenía este pavo congelado, tuve que anticiparme a la navidad y cocinarlo, pero fue perfecto, pues así pude compartirles la receta justo a tiempo para las Navidades que se aproximan. 

El fin de semana pasado que lo comimos, todos dijimos "Feliz No Navidad" jiji... y disfrutamos esta delicia. 

Espero que a ustedes les guste también y se animen a cocinarlo de esta manera.